PIPSA, ¿Una empresa vendible?

De acuerdo con lo estipulado por el poder legislativo, la paraestatal deberá ser desincorporada est
Mauricio González Lara

Considerada por varias décadas como la “espada -de Damocles” del periodismo mexicano, la paraestatal mexicana Productora e -Importadora de Papel (PIPSA) se encuentra a punto de ser vendida. El proceso es -irreversible. De acuerdo con el artículo 12 transitorio de la Ley de Ingresos y -Egresos de la Federación para este año, el Ejecutivo deberá desincorporar -PIPSA, El Nacional y cualquier otra paraestatal relacionada con los medios de -comunicación. Empero, es probable que la venta no necesariamente se materialice -en una compra.

- A juzgar por anteriores intentos fallidos de -privatización, la resistencia de los editores de diarios y los retrasos en el -proceso de desincorporación, PIPSA –a pesar del mandato expedido por el poder -legislativo– bien podría continuar en manos gubernamentales. Al parecer, el -otrora candado de la libertad de expresión en México es, actualmente, una -entidad que ya no despierta mucho interés entre sus potenciales compradores.

- No obstante que la creencia popular dentro del -medio periodístico señala a PIPSA como un órgano creado para controlar a la -prensa escrita, las razones de su origen, en realidad, eran las opuestas.

- En septiembre de 1935, Lázaro Cárdenas, -presionado por las quejas de los editores de periódicos en torno a los altos -precios del papel establecidos por el monopolio de la Compañía San Rafael, -funda PIPSA con base en un claro objetivo: desligar a los diarios de los -intereses externos, a la vez que establece fuertes candados para la importación -de papel periódico.

- El esquema cardenista propició, al pasar de -los años, que el gobierno –vía el control del papel– interviniera en el -contenido de los medios impresos del país. Inclusive, mediante esquemas de -crédito, llegó a subsidiar –de forma indirecta– a diversos periódicos -cuya única función era la de apoyar la línea gubernamental.

- Para 1990, sin embargo, el panorama cambió -radicalmente. En ese año, al eliminarse el permiso previo para la importación -de papel periódico, los diarios obtuvieron una mayor libertad de maniobra para -captar materia prima al margen de la supervisión oficial. Ante la liberación -comercial, PIPSA perdió su función estratégica y, por consiguiente, fue -alcanzada por la fiebre privatizadora del salinato.

- - PRIVATIZACIONES FALLIDAS
-
El primer intento por desincorporar PIPSA en -1993 fracasó rotundamente. El escenario era parecido al actual. La venta -consistiría en vender, por separado, sus tres plantas productoras: Fábricas de -Papel Tuxtepec (Fapatux), ubicada en Oaxaca; Mexicana de Papel Periódico -(Mexpapel), en Veracruz, y Productora Nacional de Papel Destintado (Pronapade), -en San Luis Potosí.

- A diferencia del proceso actual, en el que la -Secretaría de Hacienda sostiene que no se aceptarán ofertas de personas -involucradas en el medio periodístico, en ese entonces los principales -interesados fueron Organización Editorial Mexicana (OEM), propiedad de Mario -Vázquez Raña, y Empresa L y Z, controlada por El Universal.

- La privatización no tuvo éxito por dos -motivos. En primer lugar, los fluctuantes precios del papel elevaron los costos -a tal grado que la mayoría de los periódicos se vio forzada a reducir tanto el -tiraje como su número de planas. Y, por otra parte, la resistencia de los -editores aglutinados en la Asociación de Editores de Periódicos Diarios de la -República Mexicana (Aedirmex)dificultó –mediante su influencia política– -el proceso de venta.

- Más allá del cuestionable atractivo -económico de PIPSA, su proceso de privatización enfrenta problemas de otra -índole, alejados de razones comerciales. No obstante que la compañía ha visto -mermada su capacidad estratégica en los medios, aún cumple una función -importante para algunas empresas periodísticas.

- En entrevista, Ricardo Perete, presidente de la -Aedirmex, un grupo que aglutina periódicos de toda la república –entre los -que destacan Excélsior y Novedades–, declaró que privatizar PIPSA -constituiría “un grave golpe contra la libertad de expresión, ya que varios -diarios correrían el riesgo del desabasto. Una de las principales ventajas de -PIPSA es que asegura, debido a la proximidad de sus bodegas, la rapidez de -adquirir la materia prima para el periódico”.

- Perete va más lejos: “Nada nos garantiza que -PIPSA no vaya a caer en las manos de una persona como Vázquez Raña, que -trataría de monopolizar el mercado.”

- La actitud de Perete es explicable. Después de -todo, varios miembros de la Aedirmex enfrentan graves problemas de -capitalización. La existencia de PIPSA les garantiza, en mayor o menor medida, -un trato preferencial que no obtendrían por parte de una empresa privada.

- Bajo esa lógica, al igual que en 1993, la -asociación intentará detener, por todos los medios posibles, la privatización -de PIPSA.

- - EL TIEMPO PASA…
-
“Se le pueden enseñar nuevos trucos a esta -vieja compañía, porque sabe cómo aprender.” Este era el título de un -reportaje publicado en noviembre de 1997 por la revista Fast Company en torno a -PIPSA. En el escrito se elogiaba, a contracorriente de lo que se manejaba en la -opinión pública mexicana, la capacidad de renovación de la empresa y su gran -éxito en el mercado.

- Inclusive, René Villarreal, director general -de PIPSA, le mencionaba con orgullo a Fast Company que los logros de la -compañía no se basaban en su mano de obra barata, sino “en nuestra mano de -obra productiva”.

- A ocho meses de distancia, la realidad es otra. -De acuerdo con datos proporcionados por Javier Ampudia, secretario técnico de -la Comisión de Programación y Presupuesto de la Cámara de Diputados, en 1997 -PIPSA tuvo ingresos propios por $1,592 millones de pesos, contrapuestos a un -gasto programable de $1,566 millones. Es decir, a pesar de que opera en números -negros, es una empresa con un atractivo menor en función de su relación -gasto-ingreso.

- Más aún, debido a los ajustes presupuéstales -efectuados a raíz de la crisis petrolera, la productora de papel deberá -contraer sus gastos de operación en $18.5 millones de pesos, lo que representa -1.2% de lo aprobado para este año. Por ello, como lo acepta la misma Comisión -de Programación y Presupuesto de la Cámara baja, su venta resultará “difícil”. -Quizá esa sea la razón principal por la que la convocatoria para la -licitación ha sido constantemente aplazada.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El pasado 22 de febrero, Villarreal anunció -que el proceso comenzaría en “uno o dos días”. Empero, a más de cuatro -meses, la dirección de PIPSA y el Comité de Desincorporación aún no se -imponen una fecha límite. No obstante, debido a la obligatoriedad impuesta por -la Cámara de Diputados, es factible que la convocatoria se lance antes de -octubre próximo.

- La pregunta es si, a diferencia de otros años, -esta vez encontrará una mejor respuesta.

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×