Playeras orgánicas

El algodón sin pesticidas llevó a Grupo Industrial Miro a EU. Su producción es más cara, pero se
Sacnicte Bastida

Carlos Canto además de ser empresario mexicano, en sus ratos libres es deportista. Él es un comprador asiduo de las playeras Nike, que se venden en $70 dólares en el aparador. Pero ni se imagina que la etiqueta que quita para estrenarla indica que la prenda incluye algodón orgánico y está fabricada en México.

- Grupo Industrial Miro (GIM) llevaba 45 años en la industria de algodón convencional cuando descubrió que con la misma materia prima, pero sin pesticidas, podría ganar clientes extranjeros. Hoy, después de tres años, produce 18% de prendas con este material orgánico de un total de 50 millones anuales. Según registros de la Cámara del Vestido es la única empresa mexicana que fabrica con esa materia prima.

- Esto fue una de sus tablas de salvación para evitar la piratería y la competencia con China. También lo fue su obsesión por controlar todo el proceso a través de cinco plantas: desde hilar el algodón, tejerlo, teñirlo, terminar el producto y confeccionar la prenda.

- El grupo, que no reveló sus ventas monetarias, se alista para tomar algo de la enorme demanda mundial prevista para 2010, cuando el tamaño del mercado sea cuatro veces mayor que el actual, de acuerdo con cifras de la Organic Exchange (organización en pro de la agricultura orgánica en Estados Unidos).

- Para Miro la historia no ha sido fácil. Hace tres años buscaron un nicho de mercado poco explotado ante la rivalidad con Asia. El algodón orgánico fue la solución, aunque resultó más caro que el convencional –actualmente es 35% mayor–.

- Hacia 2002, la industria textil mexicana se caracterizaba por la entrega tardía de las prendas y las marcas extranjeras de ropa no confiaban tan fácilmente. En esa época, logró cazar al cliente más importante en Estados Unidos, la marca de ropa deportiva Patagonia, que es una de las pocas empresas en vender prendas 100% de algodón orgánico desde 1996.

- Hoy, esta firma de la comunidad judía, que emplea a 1,700 personas en el país, es reconocida en Estados Unidos como una organización de confianza. “Aunque llevan poco tiempo en la industria (de algodón orgánico), ofrecen productos con alta calidad y realizan un buen papel”, afirma Rebecca Calahan, presidenta de Organic Exchange.

- Las ventas del Grupo Nike y Patagonia le han ayudado a conseguir cinco clientes más, aun compitiendo con empresas dedicadas al algodón orgánico en India, Pakistán y China. Este año cerraron tratos con Panna, una organización no lucrativa contra los pesticidas, y están en pláticas con la estadounidense Timberland, que vende ropa casual y deportiva.

- Ahora el grupo quiere aumentar 50% sus exportaciones de algodón orgánico en los próximos dos años y ampliar 5% de sus exportaciones a países europeos. Son conscientes de que Estados Unidos, que hoy compra la totalidad de sus envíos al exterior, seguirá absorbiendo la gran mayoría de sus ventas. “Sacamos ventaja de la cercanía con Estados Unidos y en eso no nos ganan lo chinos”, asegura Italo Perich, director de Operaciones de GIM.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Hasta ahora Miro es una de las 57 empresas en el mundo dedicadas al algodón sin pesticidas, pero según la Organic Exchange, la demanda irá en aumento debido a que cada vez más empresas están conscientes del gran desastre ecológico que produce el material tradicional.

- El empresario y deportista Carlos Canto dice haber visto sólo un vez la etiqueta organic cotton. Sólo por una entrevista periodística ahora sí sabe que 25% de los pesticidas en el mundo se utilizan para el algodón convencional, uno de los cultivos que más daño ecológico provoca. Para Miro, como para el resto de las empresas del segmento, mientras más conciencia ecológica exista más verdes recibirán.

Ahora ve
Ricardo Monreal deja la delegación Cuauhtémoc para apoyar a López Obrador
No te pierdas
×