Polí­ticas para una vida mejor

Dar un paso hacia el desarrollo implica pensar fuera de la caja. Algunos de los indicadores creados por la OCDE podrían ser un primer paso.
Armando Regil Velasco

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) celebró hace unas semanas su 50 aniversario con un doble festejo. Destacados empresarios, académicos, presidentes y primeros ministros coincidieron en el foro y la reunión ministerial en donde intercambiaron ideas y experiencias sobre diversos temas. El objetivo de este diálogo fue generar y discutir mejores políticas que, como establece la misión de la OCDE, mejoren la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo.

El primer paso para que esto suceda es conocer las necesidades de las personas para que las políticas que se formulen sean realmente una respuesta a la demanda de los ciudadanos. Consciente de ello y con la convicción de que es necesario encontrar nuevos métodos para medir el progreso y el bienestar (más allá de los mecanismos unidimensionales tradicionales como el PIB), la OCDE desarrolló Tu Índice para una Vida Mejor.

El índice es una herramienta interactiva diseñada para medir la calidad de vida con base en 11 indicadores: educación, vivienda, ingresos, empleo, comunidad, medio ambiente, gobernanza, salud, satisfacción de vida, seguridad, y equilibrio entre la vida y el trabajo. El objetivo es identificar las necesidades de las personas y, con base en dicha información, crear políticas públicas que contribuyan a mejorar su calidad de vida y bienestar. "Este índice tendrá un impacto transformador en la formulación y debate de las políticas", aseguró Danilo Türk, presidente de Eslovenia.

Además de reflejar la experiencia de la OCDE para recolectar y procesar información importante y confiable, el índice facilita la comparación entre países y provee las bases para incrementar el desarrollo y la innovación en diferentes áreas. En el caso de México, la OCDE reconoce que, en la última década, ha habido un gran progreso para mejorar la calidad de vida. A pesar de esto, el país aún se ubica abajo en un gran número de temas con respecto a la mayoría de los demás países miembros.

Datos del índice señalan que, en México, el ingreso promedio de los hogares es de 12,182 dólares al año, cantidad inferior a los 22,284 dólares promedio en la OCDE. En materia de empleo, casi 60% de las personas de 15 a 64 años tienen un empleo remunerado, cifra menor al promedio de este organismo en 65%. En México, 34% de los adultos de entre 25 y 64 años han obtenido el equivalente a un diploma de secundaria, mucho menor que el promedio de la OCDE, de 73%.

En cuanto a la calidad del sistema educativo, el estudiante promedio en México sacó 425 de 600 puntos en capacidad de lectura, según la prueba PISA (inferior al promedio de la OCDE, de 493). La participación de votantes, una medida de la confianza pública en el gobierno y de la participación de los ciudadanos en el proceso político, fue 59% durante las últimas elecciones, cifra menor que el promedio de la OCDE, de 72%.

¿Cuál es la clave para formular mejores políticas públicas en México y, con ello, elevar nuestros indicadores? La OCDE nos da la respuesta reconociendo que, en el ámbito público, existe un fuerte sentido de comunidad pero moderados niveles de participación ciudadana. El secretario general del organismo, Ángel Gurría, afirma que la crisis no ha terminado, solamente ha cambiado de rostro. Para salir de esta crisis tenemos que lograr dos objetivos: las reformas pendientes y mejores políticas públicas. Necesitamos crear soluciones completamente diferentes en donde la innovación empiece en un cambio de paradigma. Ahora, el ciudadano debe ser el arquitecto, no simplemente espectador.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Utilicemos el índice de la OCDE como punto de partida para hacer nuestra esta responsabilidad. Las políticas públicas son una tarea ciudadana mucho más allá de la posición partidista. La única fuerza capaz de cambiar las reglas del juego es una sociedad civil organizada, decidida a participar y a involucrarse en los asuntos públicos; integrada por ciudadanos que piensen y actúen estratégicamente.

El autor es presidente fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora (IPEA), primer think tank de jóvenes mexicanos emprendedores.
Comentarios: opinion@expansion.com.mx

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×