Por los pequeños

Por enésima ocasión, el llamado es para que los pequeños negocios se monten al tren del comercio

Internet World México 2002 ya está cerca. En el centro de exposiciones del Hipódromo de las Américas, del 25 al 27 de septiembre, los usuarios encontrarán soluciones tecnológicas basadas en la Red y que han sido diseñadas para optimizar procesos de negocio. Como en otras ediciones del foro, el sector de la pequeña y mediana empresa (PYME) será un invitado muy consentido.

- -

A fin de preparar el terreno, Leonardo Gámez –director de Servicios y Mercados para la Pequeña Empresa en Microsoft México– ofrece consejos a los hombres de negocios que desean adherirse al canon digital.

- -

¿Por qué las PYMEs no han logrado adoptar en plenitud las tecnologías de información e internet?
-Desafortunadamente México es un país de empresarios ricos y compañías pobres. Los directivos no invierten en tecnología porque no le ven un valor agregado. Un gran reto es cambiar dicha percepción.

- -

¿Existen condiciones para integrar a las PYMEs al comercio electrónico?
-En principio sí es posible. Los proveedores están construyendo la infraestructura. El error radica en que los fabricantes somos malos para comunicar y entender el lenguaje que habla el hombre de negocios, quien no deducirá qué le conviene si sólo se le habla en términos de bits y bytes.

- -

¿Cuánto tiene que gastar una firma pequeña o mediana para tecnificarse?
-Hay que pensar en organizaciones que facturan desde $200,000 pesos anuales, las cuales podrían desembolsar entre $700 y $800 pesos al mes, ya que las instancias que ofrecen internet y otros servicios tienen planes de venta de equipo cada vez más accesibles. Se financia la PC por $400 pesos, con el acceso a la Red incluido, y servicios como bCentral [plataforma de Microsoft para integrar operaciones corporativas] arrancan desde $300 pesos mensuales.

- -

En términos de números, ¿de qué tamaño es el espectro por tecnificar?
-La Secretaría de Economía habla de 1’200,000 empresas que pueden adoptar la tecnología en una manera homogénea. Más allá de las cifras, hay que considerar los márgenes de utilidad que obtendría la PYME. Está comprobado que, para abastecerse de sus productos, el dueño de una miscelánea gasta 15% más que las cadenas establecidas, ya que tiene que acercarse a las centrales de abasto, buscar buenos precios, llevar la contabilidad. Y todo lo hace manualmente. El objetivo es agilizar esa cadena.

-

Ahora ve
No te pierdas