Por los resquicios de la globalización

-
Luis Hernández Martínez

Salvador Vidal se hizo una pregunta: “¿Para qué soy bueno?”. Expomundo fue su respuesta. Con su empresa, a la que define como “promotora de comunicación visual integral”, Vidal busca ampliarse en el sector de las ferias y exposiciones.

-

Aunque, a decir verdad, Expomundo no es resultado solamente de una reflexión. Con la crisis económica de principios de los años 80, varias firmas internacionales dedicadas a la organización de ferias y exposiciones hayan decidido dejar el país. La nueva compañía, creada en 1984, ocupó esos espacios vacantes en el sexenio delamadridista. Pero Vidal no era precisamente nuevo en el negocio. “En septiembre de 1977 coordiné el pabellón del sector agropecuario mexicano en Madrid para reiniciar las relaciones diplomáticas con España –recuerda–. A partir de ese momento empezamos a crecer.”

-

A diferencia de competidores como EJ Krause, Remex, Exposimex y Grupo Gefecc, quienes según Vidal suelen comprar los derechos para uso de nombre de ferias y exposiciones conocidas, Expomundo crea sus propias marcas, asegura. Es un valor agregado que le granjeó 20% de las exposiciones en el país, a la vez que impidió que firmas multinacionales, al volver al país, le arrebataran clientes.

-

Con una experiencia de 21 años en su sector, Vidal entendió que una de las necesidades, sobre todo de pequeñas y medianas empresas con escasa promoción, era recibir una respuesta inmediata. Para atenderla, creó dos compañías, Zigma y Trade Show, la primera encargada de proveer el software y el mobiliario para las exposiciones, mientras que Trade Show organiza y desarrolla conceptos de exhibición.

-

Expomundo nació de una crisis, pero no es invulnerable a ellas. Las recurrentes caídas del mercado enturbian todavía sus operaciones, no obstante la expansión a ciudades como Veracruz, Cancún, Monterrey, Guadalajara y Chihuahua. Expomundo organiza la exposición de insumos y servicios de la industria maquiladora y, el año pasado, coordinó la edición 14 de Expo-Maquila en Ciudad Juárez. En el corto plazo, Vidal planea organizar un evento igual del otro lado de la frontera, para agregar dólares a su contabilidad. El año pasado, Expomundo facturó el equivalente a $500,000 dólares. Vidal considera “toda una hazaña” el monto obtenido en 1997,  dada la escasez de recursos en la economía.

-

A pesar de estos reveses, y de los rigores que impone la globalización, tiene claro su papel: “Ser buenos en nuestro nicho.”

Ahora ve
No te pierdas