América Móvil quiere a todos conectados

-
Daniel Hajj Aboumrad  (Foto: Alfredo Pelcastre / Mondaphoto)
Orquídea Soto y Regina Moctezuma

Como un pueblo fantasma lucían las oficinas de América Móvil el pasado 16 de diciembre. Pero ese día aún quedaba un rincón con vida en las instalaciones que ocupó por 10 años la operadora móvil, ubicadas en la calle Lago Alberto, en el DF: la oficina de Daniel Hajj, su presidente.

En una sala de juntas contigua, varias cajas de cartón marcadas con el número de empleado 3,344 y posición cero en el organigrama, esperaban ser trasladadas al piso 17 de la torre Telcel, ubicada en Plaza Carso, donde está la nueva oficina de Hajj. La mudanza alegró a los más de 3,500 empleados de la firma, pero a Hajj, que trabajaba en una planta baja, no tanto. “No soy muy aficionado a la altura”, confiesa. Es difícil pensar que sufra de vértigo un hombre que llevó a la firma estrella de Carlos Slim a disputarse la cima de la telefonía móvil con China Mobile y Vodafone. Pero si se trata de negocios, el yerno del hombre más rico del mundo (está casado con Vanessa Slim) pierde el miedo a escalar.

América Móvil es la empresa privada más grande de México y la firma de telecomunicaciones más importante de Latinoamérica. Ocupa el tercer lugar a escala global en número de usuarios y aspira al segundo en 2014. Si sus 216.8 millones de clientes de telefonía móvil formaran un solo país, éste sería el quinto más poblado de la Tierra. Durante los próximos cuatro años podría sumar 65 millones de nuevos clientes, aunque lo más significativo es su plan para duplicar el uso de banda ancha en la región, para lo cual invertirá 32,000 millones de dólares (MDD) a partir de este año y hasta 2014.

En su décimo aniversario América Móvil se transforma. “La gente usará más datos, habrán mejores teléfonos y redes más rápidas. Tenemos que prepararnos para atacar esa demanda”, dice Hajj.

El primer paso lo dio en marzo de 2010 cuando hizo una oferta por las acciones de Carso Global Telecom, con lo que ganó participación en Telmex (59.4%) y Telmex Internacional (Telint) (60%). Además compró en el mercado 35% de ésta última. Tras la operación, la familia Slim tiene 21.4% de las acciones de la nueva América Móvil, que representa una fortuna de 24,900 MDD al 3 de enero de 2011.

Así se convirtió en una empresa integrada con 266.8 millones de líneas celulares y fijas, aunque todavía por debajo de Telefónica que suma 280 millones de accesos.

Pero América Móvil marca el camino a seguir. Para Bruno Neto, analista de Frost & Sullivan, la reciente compra de Vivo por Telefónica en Brasil fue una reacción a la integración de América Móvil con Telmex.

Telmex y Telcel operan de forma separada en México. En el resto de Latinoamérica las operaciones fijas y las celulares se harán bajo una sola compañía, lo que le permite ofrecer a los usuarios paquetes de telefonía fija, internet, televisión (triple play) y celular (cuádruple play).

En Brasil, el mercado más dinámico de América Móvil, con sólo 10 millones de clientes menos que en México, ambas redes (fija y móvil) ya están integradas. Su red de fibra óptica, ideal para transmitir grandes cantidades de datos, abarca 82,000 kilómetros del territorio brasileño. “Nuestras áreas de ingeniería y redes ya están trabajando de manera unificada”, dice Carlos Zenteno, director de Claro en Brasil, la marca con la que América Móvil da telefonía celular en 15 países latinoamericanos. “Eso nos da una eficiencia muy grande en inversión de capital y operación”.

Cuando nació América Móvil se necesitaba una red para telefonía fija y otra para móvil, ahora ya no. Hoy la diferencia está en si en la última milla la señal viaja por antena o cable para llegar al hogar o al dispositivo. América Móvil y Telmex Internacional planean invertir 8,300 MDD en infraestructura cada año de la mano de Telmex México, cuya red de fibra óptica abarca 112,000 kilómetros en territorio nacional y una participación en 12 cables submarinos internacionales que conectan a 39 operadores en el mundo. En dos años estará listo un cable submarino que correrá a lo largo del continente desde EU hasta Brasil, que ampliará la capacidad de transmisión de datos.

Las telefónicas necesitan robustecer la red de transmisión entre sus nodos conocida como backhaul, y la fibra óptica o las microondas son sus mejores opciones, dice Erasmo Rojas, director para Latinoamérica y el Caribe de 4G Américas.

América Móvil ya está probando la red de cuarta generación (4G) en México y Brasil, la cual puede llegar a ser 10 veces más rápida que la red actual de tercera generación (3G). Las aplicaciones con más potencial en la red 4G serán las que tengan que ver con video de alta definición, procesamiento de datos de alta capacidad y comunicación máquina a máquina, es decir, desde aplicaciones para que el auto envíe una alerta a un dispositivo móvil en caso de accidente hasta alarmas que alertan cuando un desconocido ha irrumpido en su casa.

Para Carlos García Moreno, director de Finanzas de América Móvil, la ecuación es simple. Las redes que ya tienen son capaces de dar esos servicios vía internet, lo que hace más rentable la infraestructura. Sin embargo, se necesitan redes que puedan sostener el boom de los datos.

El pasado 22 de diciembre, la Cofetel propuso multas para Telcel y Cablevisión por el mal servicio otorgado a sus clientes durante octubre y noviembre de 2010, con lo que violaron sus títulos de concesión al no informar en tiempo de la falla (en las primeras 24 horas). “Durante noviembre tuvimos algunos problemas debido a mejoras a nuestra red”, comenta Alejandro Cantú, director jurídico de la empresa.

En materia de inversiones la estrategia hacia 2014 consiste en hacerlo de forma más eficiente. Si América Móvil quiere entrar a un mercado donde Telmex tiene una red robusta, entonces aprovechará esa infraestructura y destinará su inversión a las regiones donde no haya red disponible.

“Podremos soportar mayor crecimiento en ingresos por cada peso invertido”, dice García Moreno, uno de los hombres clave en América Móvil. La revista Institutional Investor lo designó como el director de Finanzas (CFO) más importante en telecomunicaciones en Latinoamérica.

García Moreno ha distinguido a América Móvil por su buen manejo financiero aprovechando su experiencia en el gobierno con el tema de deuda. En 2010 tuvo a su cargo la emisión de deuda privada más importante entre los mercados emergentes, que sumó 4,000 MDD. La operadora de telefonía móvil es la compañía más rentable dentro del ranking ‘Las 500 empresas más importantes de México’ de Expansión, con utilidades por 76,913.5 MDP en 2009.

En septiembre de 2010, sus pasivos totales crecieron 38.1% como resultado de la consolidación de Telmex y Telint en América Móvil, pero llevó 94% de sus pasivos al largo plazo. “Su apalancamiento es bajo para una empresa de su tamaño”, opina Marcela Dueñas, analista de la calificadora de riesgos Standard & Poor’s.

Así se alista América Móvil para el crecimiento que requerirá fuertes inversiones para mejorar la capacidad de sus redes y aprovechar el auge de los datos, que será el nuevo motor de expansión de la compañía.

Inteligencia móvil

“Imagínate cosas grandes y buenas. Todo mundo va a tener datos en el celular, todo mundo tendrá banda ancha y televisión, más aplicaciones y más velocidad”, dice Hajj, de 44 años, sobre cómo ve a América Móvil en la próxima década.

Marco Quatorze, director de servicios de valor agregado de Telcel, es el encargado de conectar lo que Hajj visualiza y el cliente demanda. Le ha tocado encabezar momentos decisivos dentro de América Móvil, como cuando en 2007 se decidió migrar a la red 3G para fortalecer la transmisión de voz y que, sin planearlo, los preparó para la avalancha de datos que se desató poco tiempo después. “Yo estaba en Brasil y fui el responsable del proyecto, fue algo fantástico; la comunicación con los otros países, preguntando cómo van, qué problemas están enfrentando”. Gracias a esa decisión, a partir de 2008 el negocio de datos crece a tasas de 30% y ya genera 23% de los ingresos de América Móvil.

Quatorze también fue el encargado de exportar la marca Claro de Brasil a otros países. Ahora le emociona la unificación de América Móvil con Telint en Brasil. “Es un momento muy interesante porque estamos analizando qué hace sentido para el mercado”, dice. Martín González, analista de Invex, señala que las sinergias ya comienzan a darse en Latinoamérica, a través de Telmex Internacional, donde se ofrecen servicios integrados.

La estrategia para impulsar el uso de datos que apuntalará el crecimiento hacia 2014 consiste en ofrecer una cuenta unificada para usar internet en el celular, computadora o incluso en la televisión. Se trata de que el cliente tenga comodidad y economía porque es más barato en paquete. El segundo aspecto es la fidelidad: un cliente que tiene cuatro servicios con una compañía es más propenso a quedarse. Por último, está el ahorro, para que en un hogar se puedan ofrecer servicios integrados a todos los miembros de la familia. Para la empresa es una estrategia de 360˚ que le asegura que los ingresos provengan de la descarga de datos y servicios de entretenimiento e información y la venta de los dispositivos, cuyo precio negocia en volumen con los fabricantes.

El celular será el instrumento de comunicación del cliente para todo: voz, internet, mensajes de texto (SMS), y otros servicios como los financieros, de salud y educación.

Según Acision, empresa desarrolladora de aplicaciones móviles, los operadores están presionando el crecimiento de los servicios de valor agregado debido a la caída de tarifas y consumo de servicios de voz que contribuyen al decremento del ingreso medio por usuario.

José María Fregoso, director de la unidad de negocio para América Móvil de Research In Motion, (RIM, fabricantes de Blackberry), coincide en que esta estrategia “le permite al proveedor de servicios móviles tener ingresos altos mensuales por cliente e índices bajos de abandono de usuarios”.

Entre junio de 2009 y junio de 2010, el mercado de voz de América Móvil aumentó 3%, mientras que el de datos creció 41.6%, impulsando 10% los ingresos. Al cierre de 2010, había 77 celulares por cada 100 habitantes del planeta, así que una mayor densidad abre nuevos retos.

“América Móvil está transformando el consumo de los usuarios celulares ya que quieren más servicios de datos, con la entrada de nuevos teléfonos inteligentes”, dice Manuel Jiménez, analista de Ixe.

Hoy sólo 8% de los celulares de la base de América Móvil son teléfonos inteligentes (smartphones) y estiman que en unos cuatro o cinco años podrían llevar esa cifra a 25% o 30%. La consultora Frost & Sullivan estima que el mercado de celulares básicos presentará una tasa de crecimiento anual compuesta de 4% hasta 2014, mientras que la de los teléfonos inteligentes lo haría a una tasa de 26% en Norteamérica. “Creo que los crecimientos en América Latina serán aún mayores debido al menor nivel de madurez”, opina Marcelo Kawanami, líder de Investigación de la consultora. El crecimiento de las suscripciones a redes de datos móviles, desde junio 2009 a junio 2010, avanzó 35% en Norteamérica, mientras que América Latina creció 161%.

América Móvil vende tres categorías de teléfonos: ‘inteligentes’, aquellos que tienen acceso completo a internet y diversas capacidades; ‘funcionales’ (feature phones), que no tienen navegador y cuyo acceso a datos y video es menor al de un celular inteligente; y los ‘básicos’, que tienen servicio de voz, mensajes de texto y pueden ofrecer correo electrónico, mensajería instantánea y redes sociales vía SMS; lo único inaccesible es el servicio de localización GPS. Alejandro Valdés, analista de la consultora IDC, considera que la mayor oferta de teléfonos viene en los celulares ‘funcionales’. Además, las tabletas y el software libre, como Android de Google, impulsarán aún más el uso de datos.

Hace un año el teléfono inteligente más barato costaba 350 dólares, hoy vale 140 dólares. Esa baja en precio viene de la escala y la competencia: hay más fabricantes y más modelos. Antes sólo participaba Apple, Nokia y Blackberry, hoy también los fabrican Dell, Acer, Samsung, LG y Ericsson.

Carlos Lomniczi, director de Mobile Devices de Motorola en México, afirma que el enfoque ha cambiado hacia los servicios de valor agregado. “Hace una década la mayoría de los consumidores de celulares eran gente que adquiría un celular por primera vez y el factor era la forma, lo que ayudó a modelos como el StarTAC de Motorola”. Así se ganó un lugar en la historia aquel celular que se abría como concha de almeja. Actualmente, los consumidores renuevan los dispositivos porque les interesan los servicios de valor agregado como mensajes SMS o acceso a redes sociales. “Estimamos que en dos años la participación de los teléfonos inteligentes será superior a 50% del mercado”, dice Lomniczi.

El potencial es vasto. En Brasil, por ejemplo, América Móvil tiene tres proyectos gubernamentales mediante los cuales una escuela puede avisar a los padres a través del celular que el niño no llegó a clases o que le fue mal en el examen. Los laboratorios también están utilizando el SMS como alerta para informar a los pacientes que los resultados de sus estudios están listos y pueden revisarlos en un sitio web.

La cobranza también está variando. América Móvil dividió el pospago y estableció cuatro perfiles de consumidores: el básico, que usa correo electrónico; el que necesita mensajería instantánea y redes sociales; el que quiere todos los servicios en el celular; y el que lo usa para conectar su computadora. En prepago hicieron paquetes para cobrar por el tiempo de uso (por días) y con velocidades diferentes. Es el concepto de café-internet aplicado al celular.

Telcel quiere además promover el uso de los teléfonos ‘inteligentes’ más allá del trabajo. “Soy ejecutivo, tengo un smartphone para trabajar”, cantan hombres vestidos de traje en un anuncio de televisión de Telcel. Enseguida se despojan del saco y entonan: “pero yo con mi smartphone me quiero divertir”, y explican lo que se puede hacer con el celular.

En servicios de valor agregado, lo que más pesa es el correo electrónico, por eso ofrecen una cuenta gratis con alertas de SMS. También lanzaron un portal de contenido donde el cliente puede bajar música y juegos. Al año venden seis millones de canciones y tres millones de juegos (Pacman es el más comprado). Más de 20 millones de clientes reciben noticias todos los días en México. El futbol y los horóscopos representan 60% de los contenidos que el usuario pide.

“En contenidos tenemos más de 200 proveedores. Creemos que el servicio de mensajería instantánea sustituirá al SMS”, comenta Quatorze. Es justo en el contenido donde América Móvil podría vérselas más difícil, sobre todo en países como México donde Televisa, el máximo productor de contenidos, ya da triple play, en alianza con empresas cableras.

Cada vez más se buscarán acuerdos de contenido para el celular. Por ejemplo, podrían obtener los derechos de transmisión del Mundial, que tradicionalmente los han tenido las televisoras. “Vamos a tener cada vez más acuerdos, el futbol es importante para Latinoamérica, pero también están los Juegos Panamericanos y la Fórmula 1”, dice Quatorze.

Los servicios en el teléfono celular crecen a tasas de 80% desde 2008. América Móvil espera un repunte de 50% al menos entra ahora y 2014. Según la consultora Convergencia Research, a principios de 2010, sólo 5% de los suscriptores de la región descargaban contenido y aplicaciones, 95% de ellas gratuitas.

El estilo Slim
En 2004 Embratel, una de las empresas de telecomunicaciones más grandes de Brasil, estaba en bancarrota. Carlos Slim había decidido adquirirla y tuvo que luchar contra el nacionalismo brasileño. Ejecutivos de América Móvil acudieron al Congreso tres veces a explicar sus planes para la empresa.

“Tras comprar Embratel, la felicidad nos duró como tres días cuando vimos cómo estaba por dentro”, dice José Formoso, CEO de Embratel. Si bien era una empresa con un nombre muy reconocido, la realidad era que estaba muy dedicada a la larga distancia (63% de sus ingresos provenían de ese negocio), a los enlaces de datos, y tenía una flota de satélites con problemas de vida en algunos de ellos.

Si algo sabe hacer bien Slim es transformar gigantes. Un ejemplo es Telmex, que de ser una empresa obsoleta, la convirtió en la número uno, y en madre de América Móvil. Así, había que hallar un camino para que Embratel creciera sin depender de la larga distancia. Encontraron los valores que la hacían diferente y que el mercado reconocía: era la única empresa con presencia nacional, con gran relación con clientes corporativos grandes y con proyectos ligados a las elecciones, transmisión de las Copas del Mundo y los Juegos Olímpicos. Entonces comenzó el armado del gigante Embratel.

La compañía no participaba en el mercado tradicional de voz fija, sino que la ofrecía a través del celular, para la clase media que vivía en las zonas donde estaba desplegada la red. Además, se incorporó telefonía a todas las corporaciones. Pero el gran cambio fue la oferta de triple play con el paquete NetFone, que hoy tiene 3 millones de clientes, a quienes ofrece video en alta definición, banda ancha de alta velocidad y un teléfono que es totalmente soportado en internet, todo con un mismo recibo, un mismo cable, una misma instalación. A seis años de distancia las 100 empresas más grandes de Brasil son clientes de Embratel, así como las 10 principales entidades de gobierno.

Brasil fue la punta de lanza en la internacionalización de América Móvil, la mejor decisión que ha tomado Hajj, según reconoce él mismo. Lo hizo cuando Telefónica llegó a México y optó ir por los mercados más relevantes de su rival: Brasil y España. En el primero tuvo éxito. Brasil genera cerca de 80% de los ingresos de Telmex Internacional a través de Embratel. Además, este mercado es el principal motor de las suscripciones en telefonía celular. Entre septiembre de 2009 y el mismo mes de 2010 las suscripciones de Claro en Brasil crecieron 15.3%, mientras que en México el salto fue de 7%. En España, “seguimos esperando que nos digan cómo podemos participar”, ironiza Hajj, luego de que fueran excluidos de las subastas de frecuencias por donde transita la señal celular.

Hajj reconoce que no están cerrados a nuevas oportunidades. Intentarán ingresar a otros mercados como Costa Rica y Serbia. El pasado 14 de diciembre, Telefónica y América Móvil presentaron una oferta para ingresar al mercado de telecomunicaciones de Costa Rica, un monopolio estatal desde 1949. Hajj confía en adjudicarse al menos una de las tres frecuencias que seguían en licitación al cierre de la edición. En Serbia evalúan si les conviene.

El anhelado triple play
El mayor reto de América Móvil está en las regulaciones en México. Martín Lara, analista de Itaú Securities, considera que las tarifas de interconexión que cobra un operador para que la llamada de otro proveedor pase por su red serán un obstáculo. En los últimos 10 años se han reducido 60%, según Telmex, y el pasado 24 de diciembre, la empresa junto con Telefónica México y Telcel acordaron bajar aún más la tarifa ‘el que llama paga’ desde teléfonos fijos a móviles, de 1.09 pesos a 0.95 centavos el minuto en 2011 hasta llegar a 0.69 centavos en 2014.

También “es necesario que Telmex y América Móvil acepten que otros usen su infraestructura”, dice el comisionado de la Cofetel, Rafael del Villar, para que haya más competencia y bajen los precios.

El tema de la interconexión es clave para que a Telmex se le permita dar video. En 2005, la Comisión Federal de Competencia recomendó a Telmex que diera a sus competidores acceso a sus redes con las mismas tarifas y condiciones que aplica a sus subsidiarias. La concesión de video para Telmex estaría aún más cerca si se aprueba la inversión extranjera en telecomunicaciones. “Se fortalecerían las empresas chiquitas con la ayuda de Telefónica y Telecom Francia, y entonces supongo que le darían la licencia de video”, dice Miguel Bacquerie, analista de Monex.

Telmex asegura que su red está lista para dar televisión, sobre todo ahora que la compartirá con América Móvil. “Lo traduzco en atención al cliente y anticipar sus necesidades”, dice Eduardo Gómez Chibil, director técnico de Telmex.

Héctor Slim, director de Telmex, no puede medir lo que le cuesta a su empresa no dar video. “La convergencia no es para Telmex, beneficia al consumidor con más inversiones, soluciones, aplicaciones, velocidad, más penetración y baja de precios”, afirma.

En Brasil, América Móvil ya tomó la delantera en servicios integrados, donde tiene una participación minoritaria en Net Serviços, el principal proveedor de TV de paga en ese país, y en la que Embratel, la subsidiaria brasileña de Telmex, tiene 77.32% de participación con opción de adquirir 2% adicional, lo que le daría el control sobre la compañía. “Con eso se anticiparon a los cambios previstos en la regulación del mercado brasileño”, dice Lara, de Itaú Securities. La ley brasileña establece un límite de 49% al capital extranjero en el control de las operadoras de TV de cable, sin embargo, una regulación que se espera se dé este febrero le permitirá a las empresas extranjeras de telecomunicaciones tener el control sobre este tipo de compañías. Entonces América Móvil “estará muy bien posicionada porque Net (Serviços) es la principal operadora de triple play en Brasil”, dice Eduardo Tude, titular de la consultora Teleco.

Los analistas creen que la compañía que consiga juntar mejor los cuatro servicios es la que tendrá mayores oportunidades de crecimiento en Brasil durante los próximos años. “Ya estamos empezando a ofrecer cuádruple play en Brasil”, dice Carlos Zenteno, CEO de Claro Brasil, la subsidiaria de telefonía celular de América Móvil en ese mercado.

Cada vez, la marca Claro ocupa más tiempo en los pensamientos de Hajj. Lo siguiente para América Móvil es decidir si se opta por una sola marca en la región. Sabe que la compañía que encabeza es mucho más que México. “No tengo duda que en 2014 veremos una América Móvil completamente diferente”. Quizás en el invierno de 2014 veamos de lo que es capaz América Móvil. Tal vez entonces los pensionados de Telmex ya habrán dejado su tradición de ir personalmente a las oficinas centrales a recoger su cheque de aguinaldos para poder encontrarse con sus ex compañeros de trabajo, para en su lugar recibir su dinero vía una transferencia al celular y reunirse con sus amigos en una video conferencia”.

(Con información de Ariadna García, Leonardo Peralta y Gustavo Stok).

LA NÚMERO 3
América Móvil logró en 10 años colocarse entre las principales operadoras de telefonía móvil mundiales. Quiere rebasar a Vodafone en 2014 en suscriptores.
Empresa Países Suscriptores (1) Ingresos en mdd
China Mobile 1 569.7 52,685
Vodafone 22 332 46,212
América Móvil 18 216.8 35,316
Movistar 21 214.8 60,354
FUENTE: Elaboración propia con datos de los reportes de cada empresa.
(1) Datos al 3T10 en millones.
EL DREAM TEAM
América Móvil fue la empresa de telecomunicaciones de mejor desempeño en la Bolsa Mexicana de Valores durante 2010, según Bloomberg. En 10 años ha crecido 20 veces, pasando de 10 millones de usuarios a 217 millones, y con presencia en 18 países.
Ese crecimiento viene de la visión de Daniel Hajj y su equipo más cercano.
Carlos García Moreno es el encargado de conservar el buen perfil financiero. Marco Quatorze visualiza los nuevos productos y mantiene actualizado a Hajj sobre las últimas tendencias. Y si de temas álgidos se trata, Alejandro Cantú es el indicado. Está atento a los marcos regulatorios de cada país.
Daniel Hajj Aboumrad, Presidente de América Móvil.
Carlos García Moreno, Director de Finanzas de América Móvil.
Marco Quatorze, Director de Servicios de Valor Agregado de Telcel.
Alejandro Cantú, Director Jurídico de América Móvil.
RUMBO A 2014
La nueva América Móvil, con Telmex y Telmex Internacional integrados, quiere ser más grande.
Sumará más clientes 65millones. Incrementará su inversión
32,000 millones de dólares.
Duplicará uso de banda ancha 16% tasa de crecimiento.
Contenido Infraestructura robusta Transición a red 4G
Se buscará transmitir eventos como el Mundial en el celular. Cable submarino que conectará al continente americano. Actualmente está en pruebas en México y Brasil.
FUENTE: América Móvil.
“ES MÉXICO EL QUE NECESITA CONVERGENCIA”
A 20 años de su privatización, Telmex pasó de ser una compañía obsoleta a una innovadora. En espera de la modificación de su título de concesión para dar triple play, ofreciendo también TV, su director general, Héctor Slim, habla del futuro de la empresa.
¿Qué es hoy Telmex?
En 20 años ha invertido 32,000 millones de dólares en infraestructura para atender 23,188 localidades, es decir, 94% de la población, tiene una red de fibra óptica de 112,500 kilómetros, 15.6 millones de líneas facturadas y 7.2 millones de clientes en banda ancha.
¿Qué sigue para los próximos 20 años?
Mantenerse como una empresa líder en telecomunicaciones. No vamos a escatimar un solo peso en la modernización de la empresa, será una compañía que conecte al mundo. México tiene que remontar el rezago en convergencia tecnológica, llevamos seis o siete años de retraso.
¿Qué significaría tener convergencia?
Que haya convergencia tecnológica significaría que todos los operadores compiten y te dan todos los servicios; en México no está pasando esto.
¿Cuánto le cuesta a Telmex no dar video?
No es de costo, es que tienes que darle servicios integrales a tu cliente. No te lo podría poner en número. La convergencia tecnológica afecta al consumidor. Esto va más allá de Telmex, por favor. Es México el que necesita convergencia.
¿Para cuándo el video? ¿De qué depende?
Esa pregunta me la hago yo todos los días.
¿Qué piensa de la palabra “dominante” en Telmex?
Que la usan mal. No puedes penalizar a una empresa por ser grande o decir que es dominante cuando no hace prácticas anticompetitivas, tú no puedes decir que es dominante una empresa porque es la que invierte en todos los segmentos.
¿Cómo explica esas críticas?
No, no, no me lo explicó.
¿Telmex sin Carlos Slim que sería?
Nos manejamos con los principios del Grupo Carso: reinversión de utilidades, cercanía con el mercado y siempre acostumbrados a la competencia.
-O. Soto y R. Moctezuma
PRIMERA LLAMADA
Los servicios de valor agregado representan entre 22 y 25% de las ventas que obtienen las telefónicas móviles, unos 44,000 millones de pesos anuales, según una encuesta realizada para el Monitor Acision de Valor Agregado en México. Aquí los resultados:
Uso de servicios
28%   80%   80%
SMS Escuchar música Utilizar videojuegos
Servicios de datos en el celular
Internet MMS Correo electrónico Mensajería instantánea Redes sociales
15% 14% 11% 14% 11%
Lo que viene
• La telefonía fija y móvil serán un commodity.
• Se podrá pagar sólo por el servicio usado (redes sociales, internet, voz).
• Será posible recibir alertas en el celular acerca del desempeño de estudiantes.
• Habrá consultas médicas remotas a través de tabletas o celular.
• Podrá contratarse el servicio de telefonía celular y fija, televisión e internet con un solo operador.
• Habrá más variedad de paquetes comunitarios, es decir, para la empresa, familia o grupo de amigos.
• Servicios financieros a través del celular.
Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×