Premio Nacional de Tecnología. De buen

-
Guadalupe Rico Tavera

Hace seis años le dijeron a Arturo Jiménez que, en el medio farmacéutico, Laboratorios Sophia tenía fama de "copiones". El comentario caló tan hondo que Jiménez, presidente corporativo de la firma, dispuso de inmediato un plan para convertir a la empresa en un organismo que fuera reconocido por sus innovaciones. La hora de la recompensa llegó: gracias a una exitosa gestión, la compañía se hizo acreedora al Premio Nacional de Tecnología 2000.

-

Especializada desde sus orígenes en la fabricación de productos del ramo oftálmico, Sophia fue creada hace 54 años por Pablo Jiménez. Al tomar las riendas de la organización, su hijo Arturo detectó una serie de debilidades. "Además de dejar de ser ‘copiadora’, la empresa tenía que mejorar la calidad y la imagen de sus mercancías", admite el directivo.

-

Con ese objetivo bien definido, los laboratorios se lanzaron a cazar tecnologías, primero en México y luego en el extranjero. Gregorio Cuevas fue el encargado de instrumentar la expedición y el responsable de que los hallazgos se convirtieran en ventajas competitivas. A partir de la búsqueda surgió la adaptación de la azelastina, ingrediente activo aplicado a un remedio de uso oftálmico. Sophia abrió las puertas de la comunidad científica global, según Cuevas, con el lanzamiento del primer implante ocular con sistema de liberación prolongada, lo que evita el empleo continuo de gotas durante 15 o 20 días.

-

Además, la empresa tapatía descubrió el primer transportador de soluciones oftálmicas –llamado comercialmente Sophisen– y posee la única fórmula en el mundo que combina un antinflamatorio con un antibiótico: Trasinac, producto que está en su segunda generación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La lista de innovaciones es aún más amplia. Pero la vocación de inventor tiene un costo. Dependiendo de la molécula, la inversión en un proyecto se ubica en los rangos de $2 y $2.5 millones de pesos. La compañía destina entre 8 y 10% de sus ingresos totales ($300 millones de pesos en 2000) a tareas de investigación y desarrollo.

Ahora ve
Los multimillonarios tienen hábitos tan sencillos que te sorprenderías
No te pierdas
×