Prensa y fruta, contaminadas

La noticia de un brote de hepatitis en una localidad de Estados Unidos, atribuido a fresas provenien
Roberto Fuentes Vivar

El viejo dicho de que cuando Estados Unidos estornuda a México le da gripa parece haber evolucionado y ahora la constante podría ser que cuando Estados Unidos estornuda, México tiene la culpa de su gripa.

-

Las acusaciones en contra de este país son muchas y muy variadas: que 128,303 trabajadores han sido despedidos y requieren apoyo de la Casa Blanca porque fueron desplazados por obreros mexicanos, que cientos de empresas están abandonando suelo estadounidense para trasladarse a territorio -mecsicano, que la corrupción, que la falta de democracia, que el apoyo a Cuba, que el narcotráfico, que los indocumentados, etcétera. Sin embargo, pocas veces se analizan las consecuencias que una noticia estadounidense –cierta o no– puede provocar en la economía mexicana. Un caso concreto es el de las fresas contaminadas.

-

Fresas salvajes
-
A principios de este año se presentó un brote de hepatitis en una localidad de Michigan, porque en una escuela fueron distribuidas fresas contaminadas entre los niños. El primer culpable que se encontró fue, desde luego, México. Las investigaciones posteriores demostraron que se trataba de un caso de corrupción interna, ya que incluso las leyes estadounidenses prohíben que en los programas sociales para infantes se utilicen alimentos importados.

-

A principios de junio –concretamente el día 11– apareció una pequeña nota en -La Crónica de Los Angeles, en el San Diego Union Tribune y en Los Angeles Times, en la que se explicaba que la empresa empacadora de San Diego, Andrew & Williamson, así como su presidente, Fred Williamson, fueron acusados formalmente por el Departamento de Agricultura por defraudación al Programa Federal de Alimentos Escolares.

-

La noticia era el resultado de dos meses de investigación sobre la epidemia de hepatitis A desatada en el estado de Michigan y que fue atribuida a fresas supuestamente provenientes de México. Durante la investigación no se pudo determinar si la contaminación se presentó en el momento del procesamiento de la fruta en Estados Unidos o durante el transporte, y la única seguridad que se obtuvo fue que la descomposición de las fresas se presentó antes de que llegaran al lugar en el que fueron consumidas.

-

Finalmente se exoneró, aunque no públicamente, a los productores de fresas mexicanas, aunque el daño ya estaba hecho y los agricultores de San Quintín, Baja California, al igual que una docena de empresas exportadoras de fresa de Jacona, Michoacán, y la empresa Productos Agrícolas La Campiña (la única que aparece en el Directorio de Exportadores de 1997 ubicada en Irapuato) sufrieron las consecuencias.

-

De acuerdo con la información del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en los primeros meses del año las exportaciones de fresa cayeron en casi 50% con respecto al año pasado, después de que en los años anteriores habían registrado un ascenso constante.

-

Concretamente, entre enero y abril de 1997, las ventas de fresa al exterior sumaron $24.4 millones de dólares, mientras que el año pasado la cifra había llegado a $44.8 millones de dólares en el mismo lapso. Lo más dramático es que únicamente en el mes de abril del año pasado se exportaron $19.7 millones de dólares, cantidad superior a la lograda en los tres primeros meses de este año.

-

La tendencia a hablar mal de México en los diarios extranjeros no es nueva. Un ejemplo concreto es que los empresarios estadounidenses radicados en México se muestran asombrados de que la realidad mexicana sea de alguna manera distorsionada a través de los medios de comunicación extranjeros.

-

Al respecto, la American Chamber/ México realizó un estudio informal sobre lo que se publica en el extranjero acerca de México. En la investigación se analizaron nueve publicaciones (The Economist, Business Week, Industry Week, Forbes, Foreign Affairs, Fortune, Harvard Business Review, Time y Newsweek). La información sobre México se clasificó como “muy negativa”, “negativa”, “neutral”, “positiva” o “muy positiva”. Del total, 58% de los artículos entraron en la clasificación de “muy negativos” o “negativos”, 37% en la de “neutral” y únicamente 5% en la categoría de “positivos”.

-

La conclusión fue que los empresarios estadounidenses –ejecutivos de las principales empresas instaladas en México– expresaron sus “frustraciones” porque los medios extranjeros parecían sólo interesarse en el desastre mexicano y no en la realidad del país. De hecho, criticaron que “rara vez se invertía el tiempo o la investigación necesaria para ver directamente algunas de las cuestiones más profundas”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El caso de la fresa parece confirmar esta tesis, por lo que se puede concluir que “si a Estados Unidos le da hepatitis, México es el culpable de su inflamación de hígado”.

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×