Pretendientes extranjeros

Banorte dice que quienes esperan noticias de su compra o fusión tendrán que seguir aguardando.
Adolfo Ortega

Los directivos de Banorte, el cuarto grupo financiero más grande del país, se sienten como nunca se hubieran imaginado: la chica más guapa de la fiesta, a quien todas sus amigas animan para hacerle caso a ese joven atractivo y millonario, que por cierto vive en Canadá. En esta analogía, Scotia Bank.

- -

"Todo esto son especulaciones" –dice Othón Ruíz Montemayor, vicepresidente y director general del consorcio–, una frase que suena como la chica que responde al choteo: "pero si él ni siquiera me ha mirado".

- -

Banorte quiere demostrar que no es una presa fácil y en cualquier negociación usará como referencia el atractivo negocio que apenas hizo Banamex con Citigroup. "No tenemos urgencias, prisas, necesidades ni nada. En esto nos vamos a tomar nuestro tiempo. No hay ningún compromiso con alguna institución, ningún casamiento de ninguna naturaleza en este momento. Si lo va a haber o no, faltarán, no sé, bastantes meses para que decidamos eso."

- -

La institución mexicana quiere mostrar que no tiene apremio, pero hay quienes consideran estos argumentos como los de una novia confundida por no saber cuánto la quiere su pretendiente.

- -

Las posibilidades de aumentar el tamaño de las rebanadas de pastel del mercado mexicano están muy limitadas si se piensan realizar con recursos propios, por lo que el crecimiento se seguirá dando a través de compras y fusiones.

- -

De hecho, los accionistas de Banorte apenas se reunieron en una asamblea donde se especuló que podrían incrementar el capital de la organización, aunque finalmente sólo se reformaron algunos estatutos y se cumplieron ciertas disposiciones legales derivadas de recientes modificaciones a la ley.

- -

"Estamos involucrados en un proceso de análisis serio de la recomposición del sistema financiero mexicano, para ver qué opciones estratégicas tenemos que sean favorables para nuestros accionistas", afirma el directivo.

- -

Mientras los ejecutivos analizan sus alternativas, el mercado no deja de especular sobre su futuro. Desde el punto de vista de la correduría internacional Merrill Lynch, la forma en que se ha estado negociando el precio de las acciones de Banorte, con movimientos un tanto bruscos, se debe a la percepción de incertidumbre sobre la dirección y la posición en el mercado que tendrá en el futuro próximo. Ésta se agravó cuando Robert Chandler, director de Relaciones Internacionales de la institución bancaria, anunció que dejaría su puesto a partir del 15 de junio.

- -

"Creemos que el reto de los administradores de Banorte será convencer a los accionistas minoritarios de que tienen una estrategia firme y coherente", dice el reporte emitido por el analista Rodrigo Quintanilla.

- -

Por lo pronto, el banco tampoco ha decidido si entra a la licitación que el gobierno organiza para vender Bancrecer o no; y aunque en el pasado ha dicho públicamente que sí existe interés en hacerlo, Ruíz Montemayor advierte enfáticamente: "Vamos a tomar una actitud muy cautelosa con relación a esta transacción. Sólo en la medida en que sea benéfico para nuestros accionistas propondríamos formalmente entrar en ella, pero no es un interés a ultranza, un interés irracional o de hacerlo nada más que por hacerlo."

-

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×