Probando el agua

El ingreso a México del Banco más grande del oeste estadounidense se caracteriza por su timidez: u
Jorge A. Monjarás

Con una inversión de N$306 millones de nuevos pesos, y la mirada en el mercado corporativo, uno de los bancos más grandes de Estados Unidos abrió sus puertas este mes de mayo en México. Con base en San Francisco, California, el Bank of America (BA) calcula ser el más importante procesador de tarjetas de crédito y débito, así como de cajeros automáticos, en el oeste del vecino país.

- Igualmente afirma que por sus cuentas circula hasta 40% del Producto Interno Bruto de aquella región. Sus activos totales por más de $215,400 millones de dólares y su cartera total superior a los $140,000 millones ilustran el tamaño de este coloso californiano.

- Sin embargo, el comienzo de BA en el país es modesto. Apenas abrirá otra oficina en la ciudad de México y una en Monterrey en 1995. Su objetivo, según sus directivos: las 100 empresas más importantes de este lado de la frontera. En un principio los productos de banca comercial y tesorería serán el centro de la estrategia del banco, señala James McCabe, presidente y director general de Bank of America México. El crecimiento geográfico se guarda para mejores tiempos.

- No hay chequeras, por ahora. Entre las primeras ventajas de estar en México, el nuevo banco en la cuadra plantea la posibilidad de dar financiamiento corporativo en pesos a quienes así lo de deseen, así como manejar operaciones de comercio exterior y de banca electrónica. Así, la institución que aquí dirige McCabe busca cumplir objetivos de una banca sin fronteras para sus clientes.

- Por ahora, la meta inmediata será los mas de 100 clientes que ya tiene en México: grandes corporativos nacionales y multinacionales, grupos financieros y entidades gubernamentales. "Más adelante consideraremos nuevos mercados y productos", dice el directivo.

- Como muestra de que sí piensa en nuevos negocios, BA está abriendo este mismo mes Arrendadora Bank of America México, "como complemento a los servicios de banca comercial, y orientada básicamente a financiamiento de equipo".

- Sin embargo, el banco que tramita más de 20 millones de cheques al día no piensa acceder al mercado de menudeo en el corto plazo. Aunque no se menciona, la crisis económica si alteró la velocidad en los planes de BA. De hecho, el siguiente paso es abrir sucursales en Guadalajara y en varias ciudades fronterizas. El enfoque de dominar ambos lados de la línea que separa a México de Estados Unidos es muy atractivo para McCabe.

- ¿Qué efecto tendrá la presencia de los grandes bancos estadounidenses en México? Para McCabe, lo principal es que "habrá una mayor competencia, que redundará en mejores servicios para el mercado nacional. El beneficiario de que el sistema se abra será el cliente de la banca".

- Por su parte, Lorenzo González Boscó, vicepresidente y director de negocios de Bank of America México, descarta la posibilidad de un potencial dominio por parte de la banca extranjera. “Para empezar, la banca mexicana tiene una presencia muy amplia, redes de sucursales que han formado en los últimos 50 años, y que resultan difíciles de construir a corto plazo”, menciona.

- El Tratado de Libre Comercio (TLC) contempla que el capital total de la banca extranjera en México no puede ser mayor a 8% del total nacional en el primer año. De ahí, se ira aumentando la proporción un punto porcentual anual, hasta llegar a 15%. Siete años de margen para una banca mexicana que está tratando de salir de sus problemas.

- "Nosotros creemos que la banca mexicana seguirá con una presencia importante. La banca extranjera no ha dominado ningún mercado en otros países, como en el caso de España y Chile, que han abierto sus sistemas financieros", opina González.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Pero el tamaño de los negocios de BA si da qué pensar. De los $2,176 millones de dólares en utilidades registrados por la corporación en 1994, únicamente $59 millones provienen de Latinoamérica, 16.6% del total de utilidades que obtiene de sus negocios en el exterior. Claro que esto sucede luego de una caída progresiva desde 1992, cuando los negocios en el subcontinente alcanzaron una suma de $344 millones de Mares. No han sido buenos años para los "mercados emergentes".

- La entrada de BA al mercado mexicano terminará por revertir esa tendencia descendente en los próximos años. Y cuando llegue una nueva era de bonanza latinoamericana, este banco, junto con otros, volverá los ojos hacia la banca de consumo. Las fusiones y adquisiciones en el sector financiero se convertirán en noticia común entonces.

Ahora ve
A excepción de Rusia e Israel, la desconfianza en Trump crece a nivel mundial
No te pierdas
ç
×