Proveeduría <br>La otra cara de la comp

La Secofi instrumenta un sistema de información que iluminaría a los pequeños y medianos proveedo

Aumentar la cartera de clientes, ser competitivos en servicio y producto es el objetivo —a veces poco accesible por falta de infraestructura— de los pequeños y medianos industriales en México. La globalización económica y las crisis financieras han originado que las instancias gubernamentales desarrollen programas de diversa índole que no sólo impulsen a la industria sino, al mismo tiempo, proporcionen información confiable sobre el estado de la estructura comercial nacional.

-

Instituciones oficiales como la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), Nacional Financiera (Nafin) y Banco Nacional de Comercio Interior (Banci) participan desde hace un par de años en el Programa Nacional de Desarrollo a Proveedores. Sus principales líneas de acción, según la propia Secofi, proponen apoyar el desarrollo de una estrategia integral de información industrial orientada a facilitar la detección exacta de las oportunidades de aprovisionamiento y proveeduría para los distintos integrantes de las cadenas productivas.

-

Se sabe que, debido a múltiples causas, los pequeños y medianos empresarios son quienes menos posibilidades tienen de acceder a estas oportunidades. Ante esto, según palabras de Decio de María Serrano, subsecretario de Promoción de la Industria y Comercio Exterior de la Secofi, “este programa busca la competitividad con una eficiente sustitución de importaciones, a fin de impulsar a las pequeñas y medianas empresas”.

-

El funcionario manifiesta a EXPANSIÓN que los resultados de los encuentros de proveeduría y comercio organizado por las citadas instancias son considerados satisfactorios en virtud de que abren brecha para hacer negocios. “Llevamos a cabo arreglos y convenios de financiamiento globales con grupos particulares para que puedan financiar a sus proveedores en un esquema sencillo. También se abre la posibilidad de proveeduría para empresas que no se encuentran en el Distrito Federal, gracias a que es posible identificar a las empresas locales y regionales para que en este tipo de encuentros amplíen sus expectativas de venta fuera de su ámbito geográfico inmediato”.

-

Pero se requiere más...
-
A pesar de las cifras del más reciente encuentro —participaron 63 cadenas comerciales, casi 4,000 empresarios y se registraron 7,131 proveedores potenciales, sujetos al proceso de inicio del desarrollo de aprovisionamiento—, existen numerosos suministradores potenciales quienes requieren de facilidades que les permitan expandir su producción, no sólo mediante financiamiento sino también en términos de calidad, administración tributaria u orientación en la mejora del servicio.

-

De hecho, esta nueva vertiente de apoyo a la pequeña y mediana industria no debería terminar con la conclusión de los eventos. Por el contrario, con el inicio de cada relación comercial se emprende un camino hacia la competitividad que corre el riesgo de acabarse con el sexenio si los apoyos desaparecen o los programas cambian.

-

Para evitar que esto suceda, las autoridades comerciales manifiestan su pretensión de detectar las carencias del sistema comercial nacional gracias a un banco de datos que se enriquezca con las opiniones de quienes participan en este tipo de encuentros, para así obtener lineamientos que conformen otros programas de política industrial.

-

“Toda esta información se acumula y ayuda a los encuentros siguientes”, asevera De María. Pero a la fecha, ¿que opiniones se han desencadenado con este tipo de encuentros?

-

Si bien es cierto que este programa permite a cualquier proveedor entrar en contacto con las grandes cadenas comerciales (en el proceso hay proveedores que son descartados por la calidad de su producto o por no cumplir con las especificaciones de pesos, volúmenes, etcétera), y que en este segundo encuentro los abastecedores, a decir de los compradores, han ofrecido mejores productos, De María advierte que aun así “la Secofi tiene muy claro que estos planes son a mediano plazo; nunca se garantiza que por participar se tendrá una compra inmediata. Lo que pretendemos es sembrar un concepto y una filosofía de trabajo que incida en el desarrollo del proveedor nacional. Esto merecerá un trabajo permanente de las instituciones y es una labor conjunta que parte de un concepto claro: el grande requiere del chico y viceversa”.

-

A pesar de que estos encuentros y la concreción de negocios se realizan dentro de la ciudad de México con proveedores y compradores que operan en este territorio, los programas establecidos por las autoridades comerciales también contemplan a las empresas que radican en otras entidades de la república y se interesen en participar.

-

Pero, a decir verdad, a la fecha la participación de proveedores o compradores de provincia no es numerosa. De María lo justifica: “Hay que entender —dice— que los estratos industriales del país tienen sus propios enfoques. Algunos de ellos tienen una escala óptima tal que les permite desarrollarse en un mercado regional; hay otros cuyo objetivo es el desarrollo a nivel nacional. Si bien respetamos ese accionar, lo que buscamos con este tipo de programas es ampliar la base de proveedores nacionales, y unir las cadenas industriales con ciertos sectores, además de consolidar un programa de política industrial que logre la conquista de la competitividad”.

-

Un canal que suele ser atractivo para ciertos proveedores son las cadenas comerciales controladas por el Estado, como las tiendas del ISSSTE, IMSS, Sedena y UNAM. No obstante, si bien entran en el programa de proveeduría mencionado, su rentabilidad no es objetivo primordial de la Secofi —que se encuentra acotada por no pertenecer aquéllas a su jurisdicción— y ni siquiera de la institución que en cada caso las coordina. Aquí el proveedor tiene que apegarse a los sistemas existentes, así sean inadecuados o complejos.

-

Sobre la posibilidad de que tales tiendas estatales se vuelvan rentables y competitivas, el funcionario público sólo atina a apuntar que la Secofi respeta las decisiones que sobre el asunto haya tomado la instancia gubernamental a la que pertenecen esas cadenas.

-

Por otra parte, si la incorporación de pequeñas y medianas empresas a esta clase de programas es un objetivo importante para la dependencia, no sucede lo mismo con el comercio no organizado. Aun cuando en diversos foros se ha hablado sobre la derrama económica que tal comercio representaría para el país —en caso de que existieran planes gubernamentales para atraerlo hacia la legalidad—, el funcionario rehusó comentar el asunto arguyendo que el comercio informal no encuadra de modo alguno en la problemática de la proveeduría.

-

Organizado o no, el comercio entendido como el círculo virtuoso que reactiva la economía también ofrece muchos matices. En fechas recientes se inició el Programa Nacional de Centros de Competitividad Nacional conocidos como CRECES, mismo que busca atender a las pequeñas y medianas empresas desde el interior, es decir, ayudándoles a buscar la competitividad a partir de la reorganización de la propia -empresa.

-

Es un proyecto, explica De María, “basado en el desarrollo de una -metodología que realizamos con diversas instituciones especializadas —como la banca de desarrollo—, para que en un tiempo sea posible canalizar hacia el sistema bancario a empresas que son viables desde el punto de vista de su competitividad. Trabajamos para que en los próximos meses haya un centro en cada estado de la república”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

De María revela su evaluación al comparar los programas de apoyo al empresario de México y los de otros países. “De los diversos diagnósticos que se han realizado, México cuenta con los instrumentos que tienen la mayoría de los países desarrollados y en vías de serlo. La diferencia, acaso, se da en términos de los recursos disponibles que tiene el gobierno federal para los distintos programas”, concluye.

Ahora ve
Bloguera que emprendió campaña contra la corrupción fue asesinada en Malta
No te pierdas
×