Prueba de fuego

Pemex licitará contratos basados en el desempeño en Chicontepec, que permitirán dimensionar el al
Eréndira Espinosa y Orquídea Soto

PEMEX (Lugar 1)

-

Add Energy es una empresa del sector energético con operaciones en Aberdeen, Escocia, que ha puesto la mirada en Pemex. Su interés es reciente. Lo despertaron los contratos incentivados, resultado de la reforma de 2008.

-

Pemex podrá, luego de que la Suprema Corte avaló la legalidad del esquema, pagar a compañías petroleras extranjeras una cuota por cada barril de petróleo que extraigan. Bajo el esquema anterior se ofrecía una sola cuota por todo el proyecto. A cambio, las empresas petroleras comparten el riesgo absorbiendo 25% de los costos de exploración y desarrollo.

-

Pemex planea abrir tres campos petroleros maduros en el sur del país para compañías extranjeras en 2012, cuya licitación arranca este año, que por su tamaño son atractivos para petroleras más pequeñas, como Add Energy. “Pemex es un gran negocio”, dice Peter Adam, director de Operaciones de la empresa. Bajo el esquema anterior eran pocas las compañías de servicios petroleros que se beneficiaban con los contratos, como Schlumberger y Halliburton; el nuevo esquema diversificaría la base de proveedores de la paraestatal. Adam modera su entusiasmo al reconocer que hacer negocios con una empresa controlada por el gobierno no es cosa fácil. Incluso, cuenta, establecer el contacto es todo un tema. “México debería analizar modelos como el de Brasil, Petrobras”, sugiere. Y no es el único que piensa así.

-

Juan José Suárez Coppel, titular de Pemex, llegó al puesto a finales de 2009 y no ha logrado revitalizar la paraestatal, que aporta 40% del presupuesto federal, en gran parte –considera el funcionario–, por el estricto régimen fiscal.

-

“Me gustaría que nos pareciéramos (a Petrobras) en la flexibilidad. Desde que se formó en 1953, no tiene los controles presupuestales de Pemex. Los que trabajan ahí no son funcionarios públicos, Petrobras pudo invertir en tecnología, ganó premios de aguas profundas desde 1990”, dice Suárez Coppel.

-

El funcionario señala a la Secretaría de Hacienda como su principal “accionista”, ya que por el esquema fiscal actual, le paga más de 70% de sus ingresos.

-

En gran parte, las pérdidas por 26,000 millones de pesos (MDP) que registró Pemex en 2010 se deben a su régimen fiscal, pues no fue un año tan malo en ventas, subieron 9% ubicándose en 359,000 MDP, favorecida por el alza en los precios del crudo y los petrolíferos.

-

Suárez Coppel considera que se necesita refrescar la reforma de 2008, pues “ya hay lecciones aprendidas”,  para que Pemex sea más una empresa comercial, es decir, con la  flexibilidad en la toma de decisiones y transparencia operativa.

-

“Es muy difícil darle la vuelta a un portaaviones como Pemex. Se necesitan diferentes cambios para aprovechar ese espacio regulatorio que se nos dio en 2008. Pero sobre todo para tener una administración con una gestión eficaz, ágil, segura y confiable”, sostiene el director de la compañía.

-

Arturo Carranza, analista de Solana Consultores, con especialidad en  políticas y asuntos públicos, explica que la posibilidad de una reforma de segunda generación para que la dependencia pueda obtener recursos del mercado, a través de la colocación de acciones, es positiva en primera instancia.

-

Sin embargo, para el titular de la paraestatal, la forma más inmediata para capitalizarse sería mediante los bonos ciudadanos. Aunque hacerlo con una empresa cuyo patrimonio es negativo (en 113,783 millones de pesos al cierre de 2010), implicaría malbaratarla. “Si queremos emitir bonos que reflejen el desempeño del patrimonio, tenemos que arreglar, transparentar, la manera en que hacemos nuestras aportaciones a nuestro accionista”.

-

Así, con las manos atadas, el principal logro de Pemex durante 2010 fue la estabilización de la plataforma petrolera en 2.5 millones de barriles diarios, así como la detención en la caída de producción del yacimiento que alguna vez la encumbró y que hoy agoniza: Cantarell.

-

Las inversiones
Aguas profundas y contratos incentivados es la apuesta de Pemex para poder incrementar el descubrimiento de los nuevos yacimientos que tanto necesita, y que no basta con el pozo de Tabasco, recién descubierto, que sólo produce 3,700 barriles de petróleo al día.

-

Pemex necesita entre 15,000 y 20,000 millones de pesos adicionales para poder operar, afirma Suárez Cop-pel, en entrevista.

-

La paraestatal recibe 60% de los recursos que verdaderamente requiere para operar, de ahí que lo que le urge son más fondos para mantener su viabilidad, dice el funcionario.

-

“Si bien estamos invirtiendo en orden de 260,000 millones de pesos, requerimos alrededor de 20,000 millones para proyectos industriales de refinación y asegurar la exploración de este año y tener buenos resultados”.

-

Pese a las dificultades, Pemex es la empresa que más invierte en México. Este sexenio, la inversión se ha incrementado 100%, pues sólo para 2011 se inyectarán 286,338 MDP.

-

“Hoy, Pemex invierte más de seis veces que la empresa pública mexicana más grande”, señala en su informe.

-

Tan sólo durante 2009, expone, América Móvil invirtió 45,395 millones de pesos.

-

Con todo y pérdidas, los precios del crudo en altibajos y el esquema fiscal, la empresa ha logrado permanecer, desde hace 35 años, en el primer lugar del ranking ‘Las 500 empresas más importantes de México’, de Expansión. Miriam Grunstein, investigadora del CIDE, considera que no es suficiente. “Que Pemex se mantenga como una de las más grandes no se debe a sus destrezas, sino a la generosidad del suelo mexicano”, dice.

-

Los nuevos contratos
Juan José Suárez Coppel logró armar y que fueran aprobados los nuevos contratos incentivados, en los cuales la empresa asignará actividades integrales de producción y exploración a empresas privadas, con un pago sujeto a su desempeño.

-

La primera ronda de licitaciones ya está en marcha, será en julio cuando se den a conocer los ganadores para explotar los tres yacimientos de campos maduros que Pemex abandonó para enfocarse en Cantarell, y que se ubican en la región sur: Carrizo, Magallanes y Santuario, en Tabasco. Éstos representan no sólo un potencial de casi 100,000 barriles de petróleo crudo al día, sino la materialización de uno de los puntos más álgidos de la reforma de 2008: que Pemex se apoye en la iniciativa privada para sostener la producción.

-

Antes de que termine este año habrá una nueva ronda de contratos incentivados en Chicontepec, el megayacimiento de altos costos de producción (por la dificultad para extraer el crudo), pero que concentra la tercera parte de los recursos prospectivos de petróleo del país. En 2012, Pemex asegura que aplicará este modelo de contrato para aguas profundas. 

-

Robo de combustibles
A finales de 2010, la situación de la compañía se complicó. El estallido de un ducto de Pemex en San Martín Texmelucan puso al descubierto un grave problema: el robo de combustible que significa cuantiosas pérdidas para la empresa. En 2010 se detectaron 710 tomas clandestinas, de las cuales Pemex estima que se sustrajeron 2.16 millones de barriles de crudo, cifra equivalente a 85% de la producción de un día. “Este año vamos a terminar arriba de las 1,200 tomas”, prevé Suárez Coppel.

-

“Es muy difícil transformar una empresa que funciona con tantos amarres, restricciones y condiciones adicionales”, lamenta el funcionario.

-

Gustavo Hernández García, subdirector de Planeación de Pemex Exploración y Producción, dice que hay reservas para 30 años, y que el objetivo es restituir cada barril que se extraiga, lo cual se logrará este año.

-

¿Qué vamos a ver de Pemex al finalizar el sexenio? “Vamos a llegar a 2.7 millones de barriles, a reponer 100% en reservas probadas (...) y las primeras licitaciones de la nueva refinería en Tula”, precisa Suárez Coppel.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Para 2012, Pemex se ve fuerte, dice, aunque los pendientes le impiden consumar el sueño de un verdadero “gobierno corporativo”.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×