Árbol que crece torcido

¿Se enderezará el rezago tecnológico de la industria forestal?
Adriana Reyes

La industria forestal mexicana tiene un rezago de por lo menos 30 años y los industriales se muestran desesperados. Y cómo no habrían de estarlo si ante la falta de apoyos gubernamentales y una infraestructura deficiente en transportes, este sector pierde anualmente la oportunidad de recibir inversiones superiores a los $28 millones de dólares.

-

Carlos González Vicente, director de la Cámara de la Industria Forestal, señala que en los últimos cinco años las inversiones en este sector se han situado en $26.5 millones de dólares. “Pocas compañías se animan a invertir en plantaciones forestales, pero quienes lo han hecho, como International Paper, Copamex, Grupo Pulsar y Smurfint Cartón y Papel, tendrán rendimientos mayores –de hasta 20 veces más– a  los del bosque natural”.

-

“Claro que vale la pena invertir”, dice González, sin embargo advierte que “la falta de incentivos frena proyectos y coloca al sector a la zaga de países como Argentina, Chile y Brasil, a donde sí llega el capital”.

-

La cosecha que las compañías mencionadas tendrán en 2003 significará 30% de la producción forestal  nacional actual, la cual alcanza 8.3 millones de metros cúbicos.

-

De acuerdo con Oscar Alcántara, director de la Cámara Nacional de la Industria de la Celulosa y el Papel, la balanza comercial del sector presenta un déficit cercano a los $1,500 millones de dólares. Las importaciones de papel crecieron de 783,000 toneladas, en 1993, a 1.15 millones de  toneladas en 1998.

-

“Si bien México está llegando 30 años tarde al desarrollo forestal, con innovación tecnológica y condiciones estables para la inversión podemos revertir la situación”, concluye González Vicente.

Ahora ve
No te pierdas