Regresan los musicales a Broadway

-

A quien le gusta el futbol americano… por contemplar a las bastoneras; a quien se ha imaginado el Bolero de Ravel interpretado por bailarines y malabaristas; a quien va al teatro deseando que no haya libreto, tome nota: todo esto existe bajo el nombre Blast!

- -

Nacido en los campos deportivos del apacible Medio Oeste estadounidense, Blast! está haciendo furor en Broadway desde que fue inaugurado en abril. El entusiasmo no es para menos, pues al reto de incluir el tradicional desfile de bastoneras y tamborileros en un proscenio de Manhattan hay que agregar que cada uno de sus 60 elementos –la mayoría menores de 30 años y campeones internacionales en su especialidad– es bailarín, malabarista y músico a la vez.

- -

Bajo la dirección de James Mason –veterano de los tazones del Algodón, la Naranja y del desfile de Acción de Gracias de Macy’s– Blast! logra cerrar en 15 números las brechas que existen entre la música clásica, el blues, el rock-and-roll, las bandas de guerra y de viento y el techno-pop.

- -

Entre sus mejores actos están el de un trompetista que mantiene el equilibrio en una silla que parece flotar sobre el escenario y el de varios percusionistas que, bajo una luz fluorescente, hacen prodigiosas figuras con las baquetas, tanto en hilera como girando 360 grados dentro de un columpio.

- -

La incesante cascada de ritmos y artilugios de Blast! ha sido comparada con el Riverdance irlandés, el Stomp inglés y el teatro De la Guarda argentino. No cabe duda que se trata de la quintaesencia del espíritu estadounidense hecho musical; sin embargo, su frivolidad puede ser objetada por quienes prefieren formas menos comerciales del teatro.

-

Ahora ve
No te pierdas