Relaciones tormentosas

La falta de diálogo y acuerdos entre los socios del Mercosur hacen peligrar el tratado de libre com

Hasta septiembre se reanudarán las conversaciones sobre el posible libre comercio entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea.

- Hay que recordar que el asunto no va bien desde octubre de 2004, cuando se derrumbaron las negociaciones del acuerdo de asociación, una base para el tratado comercial. En aquel entonces, los involucrados argumentaron que sus contrapartes no habían ofrecido lo suficiente y lo peor es que las condiciones para avanzar en los meses venideros distan de ser las ideales: por un lado, la Unión Europea está preocupada por el “no” de Francia y Holanda a la Constitución europea, en tanto que el Mercosur continúa arrastrando una unión aduanera complicada desde sus inicios, en 1991, además de que se ha visto amenazado por desavenencias internas.

- El Mercosur, en estado de convulsión
El Mercosur aspira a formar un área de libre comercio protegida por una tarifa externa común (CET, por sus siglas en inglés), pero hay muchas excepciones tanto en el libre comercio regional (el sector automotriz de manera preponderante) como en las tarifas.

- Durante los 90, la ambición de Brasil de crear un mercado regional para sus industrias, así como su activa política industrial contrastaron con la política del laissez-faire laissez passer de Argentina respecto del mismo rubro y su esfuerzo por liberalizar el comercio.

- El rápido crecimiento comercial de la región disimuló estas tensiones en la primera mitad de los 90, pero las dejó al descubierto a partir de 1999, cuando el bloque ingresó en un periodo de inestabilidad macroeconómica que se complicó con un cambio abrupto de las tasas de cambio. A pesar de que desde entonces dos presidentes de centro izquierda llegaron al poder (Néstor Kirchner en Argentina y Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil), y que ambos han enfatizado su compromiso de lograr vínculos regionales más cercanos, la realidad es que las tensiones comerciales han ido en aumento en los últimos dos años.

- ¿Con quién hablo?
La Unión Europea preferiría tener que negociar con un Mercosur más unido, pero a pesar de la creación de una Comisión de Representantes Permanentes en 2003 y de la existencia de una Secretaría en Montevideo, hay falta de coordinación entre sus miembros. Actualmente, Uruguay ejerce la presidencia que se rota cada seis meses.

- El Mercosur y la Unión Europea difieren no sólo en términos de su riqueza per cápita y nivel de integración, sino también en su afán por llegar a un acuerdo. Para la Unión Europea, el comercio con el Mercosur representó en 2004 cerca de 2% de sus exportaciones extraregionales y 2.7% de sus importaciones. En cambio para el Mercosur, la UE representa 25% de su comercio y su fuente principal de inversión extranjera directa.

- El Mercosur también ha distraído su atención ante el rápido crecimiento de las exportaciones agrícolas en el mercado chino. Mientras tanto, en octubre de 2004, firmó un acuerdo de libre comercio con la Comunidad Andina que contempla la reducción gradual de aranceles en los próximos 15 años, con algunas excepciones para el sector agropecuario.

- El ojo de la tormenta
El alcance de un acuerdo comercial con la Unión Europea dependerá en parte de los resultados de las rondas de conversaciones de Doha sobre comercio global, auspiciadas por  la OMC. Si fracasan las negociaciones, entonces la Unión Europea y el Mercosur compartirán un incentivo para avanzar en su agenda bilateral.

- El tema más espinoso es el mismo que el ronda de Doha: la agricultura. El Mercosur ha puesto su mayor esfuerzo en intentar penetrar el mercado de la Unión Europea con productos agrícolas altamente competitivos, pero hasta ahora no ha tenido éxito.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La Unión Europea compra un tercio de las exportaciones agrícolas del Mercosur, pero la mayoría enfrentan aranceles y tarifas muy protegidas en Europa.

- Sin embargo, si se deja de lado el tema de la agricultura, otros temas pueden resultar en ganancias. Un minucioso estudio publicado por el Foro de Negocios del Mersur-Unión Europea en 2004 sugiere que los aranceles sobre los productos industriales líderes más complementarios podrían significar $3,000 millones de dólares en comercio extra.

Ahora ve
Los momentos más comentados del primer viaje internacional de Trump
No te pierdas
×