Ritual de fin de sexenio

¿Se encontró por fin el remedio para acabar con los vehículos ilegales en México?
Verónica García de León, Roberto Morán

El gobierno dice que esta vez será diferente. Cada fin de sexenio, desde 1983, las autoridades han otorgado una “amnistía” para regularizar camionetas tipo pick up ilegales. Pero la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), asegura que este año no se repetirá esa concesión, que puede tener fines electorales. Ahora se permitirá, con sólo adelantar los tiempos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que cualquiera importe una pick up con 10 o más años de antigüedad, siempre y cuando pague un arancel de $200 dólares.

- La medida que entra en vigor el 1 de abril, medida hizo que representantes de la industria automotriz, partidos políticos y de organismos empresariales pusieran el grito en el cielo y otra vez acusaran al gobierno de fines “electoreros”. La Secofi aclara que en esta ocasión “se han rechazado las propuestas de regularización”, porque en años anteriores “las regularizaciones agravaron drásticamente el problema, al alentar a quienes violan la ley”.

- Queda un cabo suelto. La Secofi otorgará “un plazo de gracia” hasta el 13 de septiembre para que quien tenga una pick up ilegal, con más de cinco años de antigüedad, la saque del territorio nacional. Después podrá aprovechar la nueva medida.

- El secretario de las comisiones de Transporte y Comunicación del Senado, Emilio Goicoechea (del PAN), calificó la medida como una “solución electorera” del gobierno. El senador considera que, en vez de llevar hasta sus últimas consecuencias la iniciativa de ley que negociaban los diputados y senadores con las secretarías de Comercio y Hacienda, se decidió “actuar unilateralmente, cediendo a presiones políticas de grupos”.

- Según Goicoechea, el plazo de gracia para sacar del país los vehículos ilegales es sólo un intento de posponer el problema hasta septiembre, para que se estanque con el nuevo gobierno “como sucede cada seis años”.

Ahora ve
Pese al tiempo, Salvador Dalí conserva su rasgo más distintivo
No te pierdas
×