Ríos de oportunidad

Con una balsa inflable y un &#34guardadito&#34, México Verde comenzó a organizar expediciones por
Valdemar de Icaza

Mauricio Morales, director general de México -Verde, recuerda sus días de oficinista como una etapa de su vida laboral que -detesta. El único pasatiempo que atenuaba el agobio producido por la oficina -era su afición al rafting, es decir, el descenso en balsa por ríos -caudalosos. En 1989 comenzó a organizar expediciones por el chiapaneco río -Usumacinta cada periodo vacacional en el que se podía librar del yugo de la -empresa para la que trabajaba.

- Pronto, esa balsa comenzó a producir y, en -1993, decidió echar mano de un “guardadito” (que ascendía a poco más de -$100,000 dólares) para dedicarse de tiempo completo a operar una empresa -ecoturística. Así nació México Verde.

- “Decidí hacer lo que me gusta y no lo que a -otros les gusta”, dice el abogado egresado de la Universidad Anáhuac. Mira -hacia atrás y recuerda cómo durante algún tiempo fue la comidilla de sus -amigos, quienes dudaban que la empresa floreciera: “Me decían, con burla: ‘¿Todavía -sigues jugando con tu balsita?’”. Hoy, esos detractores se precian de haber -conocido desde hace años al hombre que comanda la más importante empresa de -turismo de aventura en el país y que presentó una factura por casi $1 millón -de dólares el año pasado.

- Los que tampoco confiaban en la naciente -empresa eran las otras 10 compañías que ya ofrecían servicios de rafting -en el Usumacinta. Estadounidenses todas ellas, acaparaban casi la totalidad de -los turistas sedientos de emociones fuertes.

- Sin embargo, hubo dos factores que impulsaron a -México Verde y la colocaron en el primer sitio nacional. El primero, las -tendencias del turismo que se inclinan por el esparcimiento especializado. -Según datos de la Organización Mundial del Turismo, dentro de una década el -turismo especializado representará 80% de las actividades de diversión que -había en el planeta. Ello significa, según la organización que tiene su sede -en Madrid, España, que los viajes con fines culturales, de salud, de aventura o -religiosos representarán ingresos para México del orden de $7,000 millones de -dólares para el 2010.

- “En los dos últimos años el número de -gente que nos visita se ha cuadruplicado”, dice Guillermo Ruiz, gerente de -México Verde. La creciente tendencia del turista a encontrar otro objetivo, -fuera del simple ocio, a su tiempo libre es uno de los segmentos de negocios que -más rápido ha crecido en los últimos años, reportan las empresas consultoras -y las más prestigiadas publicaciones de temas económicos. Es una veta que la -empresa de Morales ha sabido explotar.

- El segundo factor que impulsó el crecimiento -de la empresa fueron circunstancias políticas ajenas a México Verde. A raíz -del alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en enero de 1994, -los turistas que acudían a hacer rafting al Usumacinta desaparecieron.

- “Era cambiar de rumbo o morir”, cuenta -Morales quien, junto con su equipo de trabajo, se puso de inmediato a explorar -el mapa hidrológico de México para hallar nuevos ríos de oportunidades. Ya en -marzo de ese mismo año recibieron a su primer grupo de excursionistas en el -campamento que montaron en Veracruz.

- Actualmente la empresa opera campamentos -instalados en las márgenes de ríos que cruzan la geografía de estados como -San Luis Potosí, Veracruz, Chiapas y están por abrir uno nuevo en Guerrero.

- - LUJO EN LA SELVA
-
-
La estrategia que utilizó México Verde para -ponerse a la cabeza de las empresas ecoturísticas nacionales fue apostar por un -segmento de mercado de alto poder adquisitivo. “Nos dimos cuenta que las -empresas que estaban ya establecidas cuando iniciamos ofrecían servicios muy -rudimentarios”, dice Morales. De esta forma, mientras las demás compañías -no se responsabilizaban por la seguridad del turista, les daban alimentos -sencillos, los sentaban en el piso y los alojaban en tiendas de campaña, -México Verde introdujo en la selva los servicios y el lujo de un hotel de cinco -estrellas.

- Mesas con manteles, comida preparada por un -chef contratado ex profeso, vinos, quesos, sanitarios de lujo, cabañas -elevadas 30 centímetros por encima del suelo y trato personalizado... todas las -comodidades que puede ofrecer una empresa destinada al “gran turismo”.

- Morales explica la base del interés de su -empresa por ganarse los bolsillos de probada capacidad económica: “Les damos -las cosas a las que están acostumbrados. Nuestro segmento pregunta: ¿cuál es -la mejor compañía de rafting?, pero jamás preguntan: ¿cuánto cuesta? -Eso no les preocupa...”

- Para fortuna de Morales y su equipo, los -aventureros con doradas tarjetas bancarias pronto comenzaron a encumbrar a -México Verde, sobre todo en el campamento ubicado en Jalcomulco, Veracruz. Ese -sitio es el ejemplo de este concepto de atención a los aventureros dispuestos a -pagar cerca de $2,000 pesos por dos días de actividades que producen altos -niveles de adrenalina en sus cuerpos.

- Tan buena respuesta por parte de los turistas -ha tenido este campamento que en semanas pasadas fue la sede del Marlboro -Adventure Team, una competencia que organiza la marca de cigarrillos alrededor -del mundo con disciplinas como rafting, -rappel (descenso de escarpadas montañas), moto cross y manejo -de Jeep en terrenos complicados. Fue la primera vez que Marlboro se interesó en -México como sede de las competencias y para la organización local concursaron -cuatro empresas. México Verde ganó el privilegio de atraer los reflectores de -los medios de comunicación de todo el continente y, de paso, poner en su -currículum la organización del más famoso evento de este tipo.

- Un portavoz de la empresa que fabrica esa marca -de cigarrillos elogia la capacidad organizativa de México Verde: “En realidad -quedamos muy complacidos con el trabajo de esta empresa mexicana y creemos -posible trabajar juntos en el futuro”. Ese futuro será el año próximo -cuando Marlboro convoque nuevamente a los deportistas de América Latina a la -preselección que se efectuará en México con miras a la gran competencia final -que se realiza tradicionalmente en el estado de Utah, Estados Unidos.

- Morales no cabe de gusto porque para su empresa -se abre una infinita gama de posibilidades de patrocinios otorgados por las -grandes firmas multinacionales que quieren ver su logotipo en un negocio ligado -con la moda del turismo “políticamente correcto”, el preocupado por el -entorno natural de las zonas selváticas.

- Y qué mejor patrocinio que una empresa -promotora del deporte y el respeto a la ecología como México Verde la que, sin -decir nombres, ya insinúa que pronto organizará eventos para algunas de esas -grandes compañías.

- - CAPACITAR, EL CAMINO
-
-
El objetivo principal que Morales quiere -lograr en su empresa es la calidad total: “Para lograrla me di cuenta que el -camino es la capacitación, pero en México los empresarios le tienen miedo”. -Como primer paso, envió a todos sus guías y auxiliares de seguridad a -capacitarse en Estados Unidos y Canadá.

- Ellos ahora pueden jactarse de ser expertos en -rescate dentro de aguas en movimiento y de estar al mismo nivel que sus -homólogos sudamericanos y europeos. Además, todos y cada uno de los 80 -trabajadores de la empresa tienen un diplomado en primeros auxilios y en -reanimación cardiopulmonar. “Todo mundo me decía que cuando regresaran (los -trabajadores) de capacitarse me los iban a bajar y no fue así. Lo que -no entiende el empresario mexicano es que la capacitación es una inversión que -redunda en beneficio de la empresa”, afirma Morales.

- Con equipo deportivo de las más reconocidas -marcas, vigilancia permanente en sus campamentos y asistencia hasta en los más -complicados caprichos del visitante, México Verde ha vencido la reticencia que -muchos tenían a pasar unos días en un entorno natural. Ahora son cada vez más -mujeres y niños los que visitan los campamentos de entre el casi medio millar -de exploradores que la compañía atiende cada fin de semana. El próximo paso -será obtener el “Distintivo H”, un reconocimiento que se le da a las -empresas turísticas de alto nivel de calidad en servicios. De obtenerlo dentro -de unos meses, esta empresa se convertirá en la primera de su tipo en lograrlo -en todo el continente.

- Para lograr que la empresa creciera sin -requerir gastos desproporcionados en publicidad, Morales impuso en México Verde -un método de trabajo que persiguiera la satisfacción total del cliente. Así, -éste ha promocionado de boca en boca las bondades de experimentar emociones -fuertes con su empresa.

- Un programa que ha ayudado a difundir la imagen -de la compañía es el llamado “Programa Staff” a través del cual se -convoca a jóvenes de las más caras universidades del país a pasar una -temporada en el campamento trabajando como barman, mesero, auxiliar, animador, -cocinero o vendedor a cambio de una tienda de campaña y comida.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Esa riada de jóvenes que quieren dar rienda -suelta a sus ímpetus acuden gustosos a los campamentos de México Verde y hacen -caso omiso de quienes ven en ello una forma de explotación laboral disfrazada. -Lo cierto es que la empresa se ahorra una buena cantidad en sueldos a través de -ese programa que, además, da a conocer a la empresa justamente en los estratos -sociales que le interesa: el medio y el alto.

- La meta a alcanzar es convertirse en la empresa -líder de América. Con la ayuda de los gobiernos locales (quienes simplifican -los procesos para montar una empresa turística debido a la necesidad que tienen -de allegarse recursos), la Secretaría de Turismo y algunas marcas -multinacionales, Morales desvela un objetivo ambicioso: convertir a México -Verde en el rey del rafting en este continente y, de paso, desbancar a -Costa Rica del primer lugar en las preferencias de los que gustan del turismo de -aventura. Pero, ¿cuándo los ticos serán desplazados por los mexicanos? -Morales, con una sonrisa, responde: “Muy pronto...”

Ahora ve
Un éxito, la primera cirugía a Juan Pedro Franco, el hombre más obeso de México
No te pierdas
×