Rueda el rollo

Los secretos del gran fenómeno Moshi-Moshi.
Regina Reyes-Heroles C.

Las franquicias como Sushi Itto popularizaron la comida japonesa y la tropicalizaron al estilo mexicano. Hoy, comer sushi ya está más que posicionado en México, entonces, ¿cuál es el chiste de poner un restaurante con un menú similar?

- “Nuestro éxito consiste en que vendemos una experiencia completa del Japón contemporáneo”, afirma Carlos Mier y Terán, que junto con sus hermanos  abrieron el año pasado su Moshi Moshi (“bueno, bueno”, frase nipona para contestar el teléfono) en donde el atractivo radica en comer en un lugar decorado con figuras de Manga (historietas japonesas) que lucen en grandes mosaicos sobre las paredes.

- Con una inversión de $8 millones de pesos, los emprendedores abrieron en el Distrito Federal dos restaurantes que se rigen bajo el sistema “kaiten sushi” o sushi en movimiento –una moda que consiste en  instalar bandas giratorias a fin de que los comensales recojan en cualquier momento el platillo de su agrado–. “Es algo de moda y trendy” dice Alfredo, otro de los hermanos.

- Con precios accesibles que oscilan entre $15 y $150 pesos, los platillos de Moshi-Moshi han conquistado un mercado heterogéneo en donde sobresalen los jóvenes universitarios. La competencia de la talla de Sushi Itto, Suntory o Nagaka, no les quita el sueño. La disputa no es vender sushi sino lo que implica comerlo. La clave de su éxito radica en la innovación,  y eso es lo que saben hacer. Hace nueve años lanzaron en las plazas comerciales la venta de crepas en carritos. En alianza con la cadena  Cinépolis, ha sido una idea tan exitosa que ya están en 50 puntos del país.

- Alfredo Mier, el más joven de la familia, dice que su sueño es lograr que la marca se reconozca, para ello se aliaron con NaCo para que les diseñen las camisetas de los empleados. Cree que en un futuro la gente verá a su restaurante así: “ya no vamos a comer sushi, vamos al sushi del Kaiten”. El retorno de su inversión en el primer año fue de 44%,  una buena señal de que el negocio gira bien.

Ahora ve
Naufragio en el Mediterráneo dejó decenas de muertos, niños entre ellos
No te pierdas
×