Sabor mexicano

¿México tiene que conformarse con ser un consumidor de tecnología? Hay quienes aseguran que no.

La idea empieza a convencer a autoridades y empresarios: México posee las ventajas para convertirse en un jugador muy destacado en el campo de la manufactura de software. Hace unas semanas, la Secretaria de Economía anunció que una de sus metas es conseguir que, para 2010, la producción local de aplicaciones represente beneficios por $5,000 millones de dólares (hoy, la actividad genera $500 millones de dólares).

-

De hecho, desde hace tiempo, compañías mexicanas que ya participan en dicha actividad y organismos locales del sector tecnológico (como la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información: AMITI) han insistido en que impulsar la producción de aplicaciones le brindaría al país una fuente de ingresos muy rentable.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Según proyecciones de la AMITI y Bancomext, para 2006 la industria nacional de desarrollo de software contaría con una demanda interna valuada en $4,800 millones de dólares. Además, para los proveedores mexicanos, el mercado de exportación podría representar un monto de $35,000 millones de dólares.

-El dinero del software está ahí para quien quiera tomarlo. Si el país no lanza una apuesta seria, alguien más lo hará. Por ejemplo, la India  rápidamente entendió y aprovechó el potencial de este nicho: hace 15 años, en el rubro de fabricación de aplicaciones, facturaba apenas $20 millones de dólares; hoy obtiene $6,500 millones de dólares ($4,000 se generan por exportaciones a Estados Unidos). Para 2008, el país asiático espera realizar exportaciones de software con un valor de $50,000 millones de dólares.

Ahora ve
Ante la controversia de ’13 reasons why’, la clave es la comunicación en familia
No te pierdas
×