¡Sake!

Así como el tequila tuvo un elegante revival y el vodka se volvió fashion, el sake ha salido de Ja

El sake es la bebida nacional de Japón, el vino de arroz cotidiano, ceremonioso y tradicional que se sirve frío o caliente; es una bebida para celebrar, un excelente aperitivo o el acompañante de una larga sobremesa.

- Desde el auge de la comida jap en todo el mundo, primero como una invasión de fast food occidentalizado y después con excelentes restaurantes gourmet, pequeños reductos de Tokio en el resto del mundo, donde el teppan-yaki fue desplazado por la verdadera cocina tradicional japonesa: por el niguiri, el sushi sin queso filadelfia o la variedad de platillos que pocos paladares gaiyines habían probado antes: el atún extra graso, la variedad de pescados azules, el erizo de mar y las combinaciones de udon, tonkatsu o toridon, el sake comenzó a reconocerse como una bebida de carácter global y delicado sabor. Se dice que el sake es originario del distrito Nada, en Kobe, dentro de la prefectura de Hyogo. En el siglo XVII, la ciudad de Edo (actualmente Tokio) –con una población de un millón de personas, muchos de ellos samurais sedientos– era el principal consumidor de sake proveniente de Nada. Las regiones productoras tradicionales de sake han sido Osaka, Hyogo y Okayama, que incluyen las actuales Amagasaki, Sakai, Itami, Nishinomiya y Nada. Sin embargo, fue en Itami donde en 1578 se perfeccionó el proceso de filtrado y nació el sake como lo conocemos ahora, completamente traslúcido. Y por supuesto, se convirtió en el favorito del Shogun. Para 1804, la población de Itami era de 8, 200 habitantes, y de ellos, un gran porcentaje estaba dedicado a proveer a Edo de sake. Muchas de las productoras actuales, como Kenbishi, Otokoyama y Shirayuki, fueron originarios de Itami. Se llegaron a producir 20 millones de litros de sake para satisfacer la demanda de Edo en 1804. Y paulatinamente, la producción se desplazó a Nada, donde el agua para el filtrado, la famosa “miyamizu”, que llega de los manantiales del monte Rokko, así como el perfeccionamiento de los procesos y la cercanía del mar, la convirtieron en un centro productor ideal.

Ahora ve
No te pierdas