Salinas toma Nueva York

Esta mexicana vende glamour en la capital del mundo.
Piolo Juvera

En medio de estampidas humanas, rascacielos que casi impiden ver el sol, caos vial, comida rápida, moda y glamour ha nacido en Nueva York una boutique, lo cual no sería novedad si no fuera mexicana. Lleva por nombre Enrique Martínez y está en Madison Avenue, a unos pasos de Central Park. La principal responsable del proyecto es Elisa Salinas, quien se lanzó (como quien se avienta a vender sushi a los japoneses) a comerciar diseños mexicanos en la Gran Manzana. En un inicio, además de Jacobo Hanono, el socio de Salinas era Enrique Martínez, quien se encargaría de diseñar todas las prendas; sin embargo, falleció cuando éste estaba a punto de terminar la primera colección. A pesar de que era una pieza clave para el negocio, los otros dos socios siguieron adelante con la ayuda de nuevos diseñadores. Invirtieron alrededor de $3 millones de dólares; luego de mucho buscar, encontraron un local de 150 metros cuadrados –cuya rentita asciende a $37,500 dólares mensuales– e inauguraron el changarro que porta el nombre del diseñador.

-

El ruido causado por la campaña publicitaria logró, según Salinas, “construir alrededor de la marca un cierto pedigrí” que sirvió para llamar la atención de los neoyorquinos, que cuando menos se asomaban a la boutique desde el día de la apertura. La intención de Salinas es que su negocio compita en las grandes ligas, contra marcas como Armani, Versace o Moschino. Para conseguirlo ha puesto mucha atención en la calidad de la ropa, cuya materia prima y mano de obra son italianas; a su parecer, las mejores en lo que a alta costura se refiere. Además, tratará de dotar a la marca Enrique Martínez de un sentido de exclusividad: “No vas a encontrar más de cuatro trapos iguales en mi tienda. Está “cañón” que en la ópera o donde sea, dos señoras traigan vestidos iguales, como sucede con algunas marcas reconocidas”, afirma.

-

Pero más allá de buscar las ganancias –a pesar de ser business minded (como se autodefine)– Salinas quisiera formar en México un taller de costura de gran calidad, para que en un futuro el mundo de la moda valore por igual un made in Italy que un made in México. ¿Ok?

Newsletter
Ahora ve
Reino Unido descarta cambios en el nivel de alerta antiterrorista
No te pierdas