Salir de shopping

No sólo Slim, también Eugenio Clariond busca gangas en otros países.
Verónica García de León

El regiomontano Eugenio Clariond se siente satisfecho. En 2004 no pudo haberle ido mejor: las ventas de Grupo Imsa ascendieron a $3,230 millones de dólares, 15% por arriba de lo facturado un año antes. Además la venta de su negocio de baterías para autos le permitió reducir su deuda en 70% y capitalizarse. “Fue un año récord en nuestra historia”, presume.

- Estos resultados representan la punta de lanza para volcarse de lleno a su estrategia de compras en 2005.

- Hace dos meses compró una fábrica de pintado de acero en Alabama con la que se acerca a ser el mayor productor de lámina pintada en Estados Unidos.

- Para este año, Clariond prevé que las ventas aumenten 28% con la capacidad ya instalada y las nuevas inversiones. “Estamos bus- cando crecer donde hemos encontrado mayores oportunidades y rentabilidad, y ha sido fuera de México”, señala. De hecho dos terceras partes del monto que planea erogar se ubicará en otras latitudes.

- “Los proyectos se distribuyen en una lista interminable”, afirma el industrial. Entre ellos la conclusión, para el primer semestre de este año de una planta de lámina de plástico en las afueras de Barcelona, aunado a una nueva línea productora de este material en EU. Al norte de Las Vegas construye también una fábrica de paneles aislados.

Ahora ve
Si se mantiene la tendencia actual, 2017 será el año más violento en México
No te pierdas
×