Salón del empresario 2001

-

Casi media centena de hombres han figurado a lo largo de nueve años en estos informes, que son un muestrario de talento empresarial. Algunas de las historias personales tienen tales particularidades, llegan a ser tan excepcionales, que podrían ser buenos guiones cinematográficos. Pero lo que las hace valiosas es que se ubican en la más estricta realidad.

- Dentro del contexto mexicano, a veces tan contradictorio, hay etapas empresariales que se pueden distinguir con claridad. Es el caso de la inmigración extranjera, más específicamente la española, que se dio en los primeros decenios del siglo pasado y vino a enriquecer –literalmente– el entorno económico y cultural de este país. No es casualidad que de las cuatro semblanzas que presentamos en este número, tres tengan relación con este afortunado flujo de visitantes que montaron empresas y, en consecuencia, echaron raíces mexicanas.

- Desde el punto de vista editorial no se buscó que necesariamente fuera de este modo. La selección de los personajes se dio en forma natural por cuanto atiende exclusivamente los logros empresariales y la calidad moral de los homenajeados, costumbre que Expansión y Desarrollo Empresarial Mexicano (Desem, socio que organiza año con año la ceremonia del Salón del Empresario) han mostrado a lo largo de este tiempo. No entran consideraciones como la nacionalidad o el origen de los reseñados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- No obstante, es digno de subrayar que tanto Nemesio Díez Riega (fallecido el año pasado) como Ángel Losada Gómez e Ignacio Aranguren Castiello son producto de esa inmigración, que con su tenacidad y trabajo generaron empleos para muchas familias. Las virtudes empresariales que desplegaron cada uno de ellos no compitieron contra las de sus colegas de estirpe mexicana; antes bien se complementaron. Aquí está el caso de Manuel Albarrán Macouzet para demostrarlo.

- Lo que los une, al final, es un denominador común: el tesón para echar a andar un proyecto para construir realidades que al principio pudieron parecer sólo un sueño.

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×