Samsung <br>Sin promesas para México

Aunque jura tener apetito para más negocios, este tigre asiático aún espera las condiciones idón

Samsung llegó a México sin crearse falsas expectativas. Francos, sin rodeos, directos (como son a la hora de negociar), los asiáticos buscan toda oportunidad para emprender un negocio redituable. ¿Cuánto invertirán, qué tanto crecerán y en qué rubros? Todo esto dependerá de lo que el país les ofrezca, pues a decir de los directivos, Samsung es “un tigre con hambre de negocios”, que huele las oportunidades... y en México están seguros de que las hay.

-

Basados en una filosofía de conquista comercial global, la compañía coreana puso sus ojos en México, específicamente en Tijuana, ciudad que se encuentra a tan sólo 19 kilómetros de distancia de la frontera con Estados Unidos.

-

Todo indica que, para ella, un buen terreno fronterizo, mano de obra barata y una línea maquiladora de televisores en color son elementos suficientes para un buen inicio de su relación con México.

-

Y sin embargo, aun cuando desde 1988 Samsung Electronics estableció una filial de producción en el país, Samex, todavía no se muestran dispuestos a echar toda la carne al asa­dor. De hecho, 80% de lo manufacturado en Samsung Tijuana tendrá como destino final el mercado estadounidense.

-

Young M. Kwon, presidente de Samsung Electromecánica de América, explica su estrategia de negocios: “Samsung está diseñada para ganar dinero, en México o en el país que tenga las condiciones propicias. Samsung sabe poco de México, pero está dispuesta a convertirse en una compañía mexicana. Aunque, para lograrlo, requiere primero entender su economía, su filosofía, su historia y saltar la barrera del idioma.” En pocas palabras, el empresario pide más tiempo para estudiar de cerca el caso México.

-

Y es que, según comenta, a Corea del Sur llega información referente a las posibilidades de negocios en todo el planeta. Valoran las oportunidades y van por ellas, sea en México o en África.

-

Mientras son peras o manzanas, Samsung producirá en la ciudad bajacaliforniana televisores de color con videograbadora integrada, cinescopios de color y sintonizadores. No se descarta que en el futuro podrían incursionar en otra rama productiva del país, sin importar el giro, porque a todo le hacen.

-

Tigre cambiante
-
Como si se tratara de una renovada revolución industrial, en la segunda mitad del siglo, varias -holdings asiáticas se han apoderado de los negocios del mundo y todo indica que piensan continuar con su expansión el próximo milenio.

-

Para prueba, basta ver la infinidad de productos del lejano oriente que compiten, día con día, contra los fabricados en occidente. Samsung es un vivo ejemplo.

-

Considerada por la revista Fortune como la compañía número 14 en el mundo, con ventas en 65 países que suman $64,000 millones de dólares y con más de 200,000 trabajadores, está a la caza de nuevos nichos de mercado. El rubro de negocios no importa, Samsung ya está en él... y si no, no tiene peros para ingresar.

-

Según Lee Kun-hee, presidente de Samsung, el haber sido una de las compañías más exitosas durante los últimos años ya quedó en el pasado. “El mundo cambia rápido. Tanto las economías protegidas y cerradas, como la producción de bienes de segunda categoría son parte del pasado. En un mundo sin fronteras, la empresa que no se transforme en concordancia quedará en la prehistoria.” Por ello, el empresario coreano afirma que si Samsung no se moderniza no sobrevivirá para ver el siglo XXI.

-

El nuevo Samsung de Lee demanda que sus trabajadores fabriquen pro­ductos de calidad, aprovechen las oportunidades a medida que éstas surjan, identifiquen áreas de negocio complementarias a las actuales líneas de actividad de Samsung, establezcan mayor autonomía en sus cuatro divisiones, incrementen el volumen de ventas del grupo y en donde se requiera formen -joint-ventures.

-

“En un tiempo —recuerda Lee—, la familia Samsung vio al universo como una sola manzana que podría ser dividida; hoy lo mira como muchas manzanas para muchos comensales. Ahora compartimos operaciones con compañías como Hewlett-Packard o British Petroleum, y participamos de una experiencia conjunta que desarrollará nuevos productos.”

-

Y como algunas palabras parecen sólo eso, Samsung redactó una “Declaración sobre la calidad de los productos”, que pretende ser un pacto con los consumidores, además de haber establecido un -Centro Samsung de Protección al Consumidor, dedicado al desarrollo de una política de satisfacción total del cliente.

-

Estas políticas de la nueva administración dieron por resultado el desarrollo de nuevas tecnologías y la reducción de costos de producción, lo cual repercutió en una disminución de precios en electrodomésticos de entre 5 y 10%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Apoyándose en este tipo de medidas, el tigre asiático busca ser en el año 2000 uno de los cinco primeros fabricantes de electrodomésticos y figurar entre las 10 primeras compañías del mundo, con una proyección de ventas de $200,000 millones de dólares anuales. Hasta el momento, Samsung ha dado muestras que tiene el apetito necesario para lograrlo. Las garras y los colmillos... quién sabe.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×