Sanborns, de manteles largos

Cuando Grupo Carso compró la empresa en 1986, había 31 establecimientos; hoy suman 120.
Lolbé Corona

Anécdotas y escenarios sobran. Los sundaes y banana splits que disfrutaban por la tardes Porfirio Díaz y su esposa, la tensa recepción a los revolucionarios zapatistas a su llegada a la capital o las compras de Maradona en el Mundial. La histórica Casa de los Azulejos, las renovaciones de antiguas fábricas de papel y los modernos centros comerciales se consideran inmuebles emblemáticos.

-

Walter Sanborn, fundador de la compañía, desembarcó en el puerto de Veracruz en 1897, con sólo 22 años y el título de químico farmacéutico bajo el brazo. En 1903, junto con su hermano mayor, Frank, fundó una pequeña droguería en la capital, a la que más tarde agregarían el servicio de fuente de sodas, la primera de su tipo en nuestro país.

-

Poco a poco, el establecimiento se puso de moda entre la alta sociedad. Esto animó a los hermanos Sanborn a expandir el negocio. Abrieron cuatro tiendas más: dos en la calle de Madero, una en 16 de septiembre y otra en el puerto de Tampico. Esta última, años más tarde, fue saqueada y destrozada durante una protesta antiyanqui.

-

Ante la inseguridad y las dificultades económicas de los años revolucionarios, Walter decidió regresar a Estados Unidos; Frank se mantuvo al pie del cañón. En octubre de 1919 cerró las sucursales y concentró el concepto en un solo lugar: el número 4 de la calle Madero, mejor conocido como la Casa de los Azulejos. El éxito fue rotundo.

-

En 1946, Frank Sanborn vendió su negocio con 400 empleados y dos tiendas a la Compañía Walgreen, de Chicago. En 1985, la cadena se convirtió en una empresa 100% mexicana cuando la adquirió Grupo Carso. Entonces contaba con 31 tiendas en varias ciudades de la república. Ahora tiene más de 120, 18,500 empleados y cuatro fábricas.

-

En 2002 Grupo Sanborns reportó ingresos por $17, 838 millones de pesos. Este año abrirá cinco nuevos establecimientos y espera un nuevo repunte.

Ahora ve
No te pierdas