¡Santa colusión, Batman!

Comercial Mexicana, Gigante y Soriana hoy suman fuerzas para derrotar a Wal-Mart, ¿qué nos garanti
Calros Mota*

En el cómic Batman, Bruno Díaz se colude con Robin, El Joven Maravilla para dar su merecido a maléficos personajes como El Guasón, El Acertijo o El Pingüino. Apenas juntos, Batman y Robin alcanzan a detener las negras intenciones de aquellos. Siempre hay un malo que puede más que un bueno, pero cuando a éste se le une otro bueno, ambos terminan por ganarle al malo.

-

En la universidad, en cualquier curso básico de microeconomía, uno aprende que los monopolios son malos y la competencia buena. Todo curso de micro incluye un par de sesiones sobre las prácticas monopólicas que maliciosamente pueden llevar a cabo quienes ostentan ese estatus a fin de evitar la apertura de su sector. Una de esas prácticas es la colusión, o arreglo entre dos o más firmas para detener a los competidores.

-

Pues bien, en la primera semana de junio fuimos testigos de lo que probablemente sea el más irónico caso de colusión jamás visto en México. Como en Batman y Robin, que por separado casi nunca pueden ganar, las cadenas de autoservicios Comercial Mexicana, Soriana y Gigante anunciaron que unirían fuerzas para poder competir contra Wal-Mart, la firma más grande de Estados Unidos. Wal-Mart arrebató en poco más de una década 50% del mercado de autoservicios a las empresas mexicanas que antes dominaban. Su dolor es evidente. Hoy les resulta complejo competir contra una compañía que vendió $246,000 millones de dólares en 2002.

-

Lo curioso del caso es que el anuncio se haya hecho tan público y que sobre él se celebrara tanto. Quizá los directores creerán que con ello lograrán detener a Wal-Mart.

-

Yo no lo creo. En un trimestre, Wal-Mart vende más de $26,000 millones de pesos en México. Las tres que se coludieron facturan menos de $7,850 millones cada una y juntas no rebasan las ventas de la estadounidense.

-

Parece inverosímil que en casi todos los medios de comunicación se festejara el anuncio. En estricto sentido, la colusión es una práctica monopólica que no debiera estar permitida, pues daña intereses de otros jugadores de la industria y, más importante aún, afecta al consumidor. En este caso por ejemplo, ni la francesa Carrefour ni la mexicana Chedraui participan de este “consorcio anti- Wal-Mart”.

-

Es curioso. Ahora resulta que tenemos dos grupos en México: Wal-Mart y el “resto del mundo”. Pero lo más interesante del asunto es que la colusión de las otras tres es resultado de su incapacidad previa para mantener sus cuotas de mercado. Si hoy se alían para derrotar a Wal-Mart, ¿qué nos garantiza que mañana no se unirán de nueva cuenta para exprimir al consumidor? Esta no es una alianza ingenua, por el contrario. La autoridad debería mirarla con lupa, y seguirle el paso para evitar algún daño potencial al consumidor.

-

Yo no sé qué pasa en México. Cuando menos Batman era más creativo. Aquí la incapacidad de los ejecutivos origina acuerdos perversos que exhiben lo mal preparados que estamos. Y peor aún, lo celebramos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

* Comentarios a motacarlos@aol.com.

Ahora ve
Un paseo por el remodelado museo Victoria & Albert de Londres
No te pierdas
×