Óscar Wilde. 100 años después

-

Es común el error de considerar inglés a Óscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde. Es irlandés. Cuando estudió en Oxford era señalado por sus irreverencias y su ropa excéntrica. Estuvo casado nueve años con Constance Lloyd, con quien tuvo dos hijos en los que se inspiró para escribir El Príncipe feliz y otros cuentos. Pero en 1893, Wilde se divorcia para unirse con Alfred Douglas, apodado Bosie. “La única manera de terminar con una tentación es cayendo en ella”, se justificaría en alguna ocasión. La homosexualidad era ilegal en Inglaterra y Wilde fue condenado por sodomía a dos años de trabajos forzados. A los 19 meses de encierro se le permitió, por primera vez, el uso de la pluma y el papel. Redactó entonces De profundis, en el que reflejaba una decepción muy grande hacia la imposibilidad del hombre por alcanzar la perfección. Al salir adoptó el nombre de Sebastián Melmoth. Vivió en el pueblo de Berneval y en París en L’Hotel. Pobre, en la cama del barato hotel parisino, Óscar Wilde murió de meningitis a los 46 años, el 30 de noviembre de 1900.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Quizá su libro más famoso sea El retrato de Dorian Gray, que concluye que “la fealdad es la única realidad”.

-

Ahora ve
El último partido del estadio Vicente Calderón, la casa del Atlético de Madrid
No te pierdas
×