Se dibuja mala cara para México

La perspectiva de que la economía de Estados Unidos vuelva a caer en recesión es alarmante.
Joel Martínez*

Los indicadores oportunos de la economía estadounidense arrojan señales de un posible regreso a la recesión, lo que afectaría la expectativa de crecimiento económico y el tipo de cambio en México. Para muchos analistas del país vecino el temido double dip tiene en la actualidad más probabilidades de aparecer, sobre todo después del anuncio del índice de confianza del consumidor de octubre, un indicador mensual que mide la confianza de los compradores de la unión americana de acuerdo a la salud de la economía en ese momento.

-

Es elaborado por el Conference Board mediante el levantamiento de una encuesta nacional con una muestra de 5,000 hogares.

-

El indicador cuenta con dos subíndices que son cuidadosamente estudiados. El primero es el de situación presente, una medida de la comodidad de los ciudadanos en las condiciones actuales. El segundo, quizá el más importante, es el de expectativas, que arroja una medida de las perspectivas del crecimiento en los próximos seis meses.

-

La lectura del documento se hace con base en las variaciones: un cambio menor a cinco puntos es sólo ruido entre las corredurías y los empresarios; transformaciones superiores marcan tendencias fuertes en la economía.

-

Esta herramienta observó un cambio de 93.7 puntos en septiembre a 79.4 en octubre. La caída fue de 14.3 puntos de un jalón. El índice está en su nivel más bajo desde 1993.

-

Lo grave es que la información señala una caída de 16.5 puntos del subíndice de expectativas, mientras que el de condiciones actuales cayó 11 puntos.

-

Lo mejor que puede esperarse es un entorno de lento crecimiento para el último trimestre de 2002 y el primero del siguiente año.

-

Al cierre de esta edición estaban por reportarse otros indicadores estratégicos estadounidenses, como el ISM y la tasa de desempleo de octubre.

-

El primero, elaborado por el Insitute for Supply Management, consiste en un sondeo hecho con los gerentes de compras de la industria manufacturera. Es un buen índice de pronóstico por el lado de la oferta, mientras que el del consumo lo es por el lado de la demanda.

-

En caso de que se termine perfilando una vuelta a la recesión en Estados Unidos, los efectos serán fuertes para el país. Recientemente el Banco de México redujo la expectativa de crecimiento económico en 2002 de 1.8 a 1.3%.

-

Con un cuadro recesivo en la unión americana, lo que veríamos en los próximos meses sería la reducción del crecimiento esperado para nuestro país en 2003. En tal ambiente el tipo de cambio no sólo sería más volátil: nos enfrentaría a un precio del dólar cercano a $11 pesos en los siguientes tres meses.

-

Una elevación en el billete verde sería una de las pocas herramientas que tendrían el gobierno y el banco central (miembros del comité que establece la política cambiaria), para absorber el choque externo que significaría para México la recesión en el vecino del norte.

*El autor es analista de temas económicos.
Newsletter
Ahora ve
Conoce el nuevo veto de EU a algunos dispositivos electrónicos
No te pierdas