Se sube al ring

-
Abraham Bautista slang  (Foto: Alejandro Hernández Olvera)
Verónica García de León

Los aficionados a la lucha libre pueden subirse al ring y luchar contra los más famosos enmascarados, como La Parka, El Cibernético y 27 luchadores más de la AAA. También pueden saltar desde la tercera cuerda y aplicarles llaves como ‘la quebradora’ y hasta ‘la Nelson’. Todo, sin terminar despeinados, gracias al primer videojuego de lucha libre mexicana: Héroes del ring.

El juego llegó a los anaqueles de 25,000 puntos de venta de 15 países el 12 de octubre de 2010. Fueron 300,000 copias que se jugarán en las consolas de Xbox 360 y PlayStation 3, y para el primer trimestre de 2011 saldrán las versiones para Wii, PSP y Nintendo 10i.

Esta innovación, hecha en México, es el primer producto de Abraham Bautista como publisher de videojuegos de Slang, la empresa que fundó en 2007. “Es la primera casa productora de juegos de video en México y América Latina”, dice Jorge Peña, director de Interaxial, consultoría de esta industria.

Bautista detectó un vacío en el mercado. “No se había desarrollado un videojuego para la población hispana de América Latina y EU”, dice. Además, México representa 45% de las ganancias de la industria de videojuegos en América Latina; la penetración de consolas en el mercado hispano de EU es de 47%; de la Unión Americana a Sudamérica hay unos 20 millones de consolas en manos de hispanos.

Éste ha sido el mayor salto en la carrera de Bautista desde que se inició en el negocio de los videojuegos hace 22 años como comerciante de un bazar del DF. “Su diferencial competitivo es su experiencia que logra consolidar formando un equipo de trabajo multidisciplinario, gracias a varias alianzas de negocios”, explica Mauricio Santillán, director de la aceleradora Visionaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La oportunidad que vio en el mercado hispano empezó a tomar forma después de que se acercó a Televisa para contratar una licencia. Una de las que estaban disponibles para videojuegos era la licencia de la AAA, de la Federación de Lucha Libre Mexicana.

Una vez autorizada la licencia, Bautista articuló los elementos de un proceso que llevó tres años. Desde conseguir el capital y la licencia hasta obtener la certificación de calidad de sus productos.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×