Sector automotriz: levántate y recorta

Las ventas subieron, pero los fabricantes deben seguir bajando costos y ocupando más capacidad.

Después de tres años difíciles, el mercado automotriz latinoamericano -vuelve a crecer fuerte. Sólo éste año, la venta de autos, vehículos -comerciales y camiones mostrará un incremento de dos dígitos.

- Sin embargo, estas ventas siguen muy por debajo de los valores máximos de -finales de los años 90, ya que los fabricantes aún enfrentan desafíos -estructurales significativos. Uno de los principales problemas en la región -sigue siendo la sobrecapacidad instalada y la consiguiente baja tasa de -rendimiento que poseen la mayoría de las plantas.

- Alentadas por las perspectivas económicas de mejora, las ventas de -automóviles en Latinoamérica están moviéndose a velocidad más alta.

- Se calcula que los registros de nuevos vehículos en la región aumentará -11.25% en 2004 y 7.5% en 2005.

- El mercado de vehículos comerciales se dinamiza aún más rápidamente, con -una expectativa de crecimiento en la venta de vehículos comerciales livianos de -19% en 2004 y 10% en 2005. Por su parte, las ventas de camiones serán 27% más -altas en 2004 y 8.7% en 2005.

- El motor al sur
-
El mercado automotriz más poderoso de la región se encuentra hoy en -Sudamérica.

- Argentina se recupera de sus valores más bajos en 2002, cuando los registros -de autos y vehículo de cargas nuevos se precipitaron a 79,477 unidades, 70% por -debajo del total de 2000. En el primer cuatrimestre de 2004, los envíos de -nuevos vehículos a los distribuidores argentinos eran tres veces más que en el -mismo periodo del año anterior, y se pronostica que los registros este año -aumentarán 32% con respecto a 2003.

- En Chile, el crecimiento en las ventas está impulsado por una mejora en el -índice de confianza de los consumidores y por un aumento en la disponibilidad -de créditos.

- Se espera que las ventas de vehículos nuevos aumenten 20% este año, tras un -incremento de 24% el año anterior.

- En Brasil, los aumentos en los salarios reales y tasas de interés más -bajas, dieron un buen impulso a las ventas internas. Los cálculos indican que -los registros de automóviles nuevos aumentarán a 203,000 unidades (14%) a las -que se sumarán otras 94,000 unidades más en 2005.

- Las demandas desde el exterior también crecieron. Con un aumento de 13.4% en -la exportación de vehículos durante los primeros cuatro meses del año, la -industria espera ahora cerrar 2004 con una producción total que supere los dos -millones de unidades.

- La demanda interna de México fue fuerte en el primer cuatrimestre del año, -cuando las ventas a los distribuidores tuvieron un incremento de 13%. Se espera -para este año un crecimiento general de 4%.

- Sin embargo, las exportaciones (que son las tres cuartas partes de la -producción mexicana) se redujeron en 6% en el mismo periodo. Aún así, la -demanda (ya sea interna o externa) debería acelerarse en los próximos dos -años a medida que la economía mexicana recibe el apoyo de la fuerte -recuperación económica de los Estados Unidos.

- Los camiones toman velocidad
-
Las compañías que trabajan con camiones y vehículos comerciales también -están gozando de un alza en la demanda, especialmente en Brasil y en Argentina. -Dado que ambos países tienen volúmenes récords de productos agrícolas para -su envío al exterior, los pedidos de nuevos camiones han dado un salto.

- En Brasil se espera que las ventas de camiones aumenten más de un 30% -durante este año, algo similar a lo que se espera en Argentina, donde se -calcula un alza de 34% en 2004.

- Este “miniauge” se extiende a la maquinaria industrial. En Brasil, -durante el primer cuatrimestre del año las ventas de tractores fueron 14% más -altas que en 2003, y en Argentina las ventas se duplicaron durante el mismo -periodo.

- La reanimación del mercado automotriz en Latinoamérica comienza a -reflejarse a nivel de las compañías.

- La división Latinoamérica, África y Medio Oriente de General Motors -retornó a sus niveles de rentabilidad en el primer cuatrimestre de 2004, en -gran medida como resultado de las mejores condiciones en Brasil, Argentina y -Venezuela.

- Ford Motor también informó que la división sudamericana ha vuelto a -producir ganancias, registrando una rentabilidad de $15 millones de dólares, -durante el primer cuatrimestre. En tanto, Volkswagen redujo sus pérdidas en la -región gracias al incremento en las exportaciones.

- Volkswagen y DaimlerChrysler (ambas alemanas), Scania (Suecia) y Ford, -también se han beneficiado con la demanda creciente de camiones en la región.

- En la misma frecuencia, Agco (Estados Unidos), dueño de la marca Massey -Ferguson, y John Deere están haciendo reservas de fuertes pedidos en medio de -la demanda floreciente de nuevas maquinarias agrícolas.

- La capacidad ociosa
-
A pesar de los buenos resultados, un aire de incertidumbre aún persiste en -la industria automotriz latinoamericana.

- El primer problema es el exceso de capacidad, que es tanto un síndrome -regional como global. Las instalaciones fabriles en Brasil, Argentina y México -se planearon durante la época de auge, allá por los años 90. Hoy, en promedio -esas plantas operan a sólo 60 - 70% de su potencial.

- Aún con el aumento en ventas internas y exportaciones de este año, esta -situación no puede cambiar rápidamente. Sindipecas, la asociación que en -Brasil une a los proveedores de autopartes, estima que, aún con exportaciones -récord, el exceso de capacidad en la industria local sólo se reducirá este -año a 34% del 36%.

- Este exceso de capacidad ha afectado significativamente la productividad. La -ganancia de GM en el primer cuatrimestre del año en Latinoamérica, África y -Medio Oriente se produce después de tres años en los cuales las pérdidas -alcanzaron $593 millones de dólares. El giro completo de Ford en América del -Sur se produce luego de diez años de pérdidas. Volkswagen unificó sus -negocios en Sudamérica y Sudáfrica, logró acciones de mercado líderes en -Brasil y Argentina y un aumento de 22.5% en los repartos en general; aún así -registró pérdidas operativas por $29 millones de dólares en el primer -cuatrimestre del año.

- ¿Un repliegue regional?
-
Un rendimiento escaso en los últimos años provocó la mudanza de muchas -multinacionales a China, donde los costos de producción son menores, o a los -países de Europa del Este, que gozan de un acceso preferencial a la Comunidad -Europea.

- Ciertamente, existe una razón de preocupación ante la mayor inversión de -los fabricantes de automóviles y de los proveedores de autopartes en China. -Volkswagen y algunos socios locales están invirtiendo $6,300 millones de -dólares para producir más autos en ese país en los próximos cuatro años.

- Aun así, existe amplia evidencia de que las compañías planean mantener su -presencia en América Latina, al menos por el momento.

- Ford, por ejemplo, está aumentando su compromiso con México. General Motors -está invirtiendo $240 millones de dólares para expandir la capacidad de su -planta en Brasil. Volkswagen tiene previsto invertir $2,000 millones de dólares -en México entre 2003 y 2008 para producir sus modelos Golf y Bora, mientras se -concentra en la producción de pequeños automóviles en Brasil.

- Scania ha anunciado que abastecerá a todas sus plantas de camiones no -europeas con partes provenientes de Brasil. Valeo (Francia), proveedor de -autopartes, quiere usar su presencia en Sudamérica para abastecerse de -componentes para Europa Occidental, Norteamérica y Japón.

- Los nuevos inversionistas están también ingresando al mercado -latinoamericano. Kia (Corea del Sur) tiene previsto construir una fábrica en -Brasil para ensamblar vehículos comerciales livianos. Y Continental (Alemania) -planea invertir $260 millones de dólares en una fábrica de neumáticos en -Brasil y luego exportar 80% de la producción a Canadá, México y Estados -Unidos.

- Con la recuperación del mercado interno y una base de costo reducida, -Argentina vuelve a ser atractiva. Volkswagen planea invertir allí $200 millones -de dólares en los próximos tres años para aumentar la producción de -automóviles y autopartes. Peugeot-Citröen, que posee 12% de participación en -el mercado interno, invertirá $55 millones de dólares para comenzar a -ensamblar su modelo 305 familiar.

- General Motors, Ford, Fiat, DaimlerChrysler y Renault están también -invirtiendo para impulsar la producción local.

- Llegando al límite
-
El resurgimiento de las ventas en Latinoamérica será seguido de un periodo -de crecimiento sólido pero no espectacular.

- Esta alza estará impulsada por la demanda, el acceso a más financiamiento y -la disponibilidad cada vez mayor de autos más económicos.

- Siempre y cuando se mantenga este crecimiento, se compensará parte del -exceso de capacidad de la industria y la rentabilidad mejorará.

- El desafío para la industria automotriz será seguir reduciendo los costos -para que los productos sean accesibles en un mercado mayor y ocupar más la -capacidad de producción.

- Ya hay señales. Por ejemplo, que los fabricantes están viendo al Mercosur -(y especialmente a Brasil) como un centro para el desarrollo y la producción de -camiones, maquinaria industrial y autos compactos de bajo costo. Pero, al mismo -tiempo esta región está perdiendo la industria de vehículos de lujo: Mercedes -Benz y Audi anunciaron que dejarán de producir autos en ese país.

- De cuán rápido se dé este proceso de reducción de costos y de los -acuerdos que se firmen con otros bloques, como la Unión Europea, dependerá el -regreso de Latinoamérica a una posición de competitividad en los mercados del -mundo. Pero, de no darse estos acuerdos, la industria automotriz de la región -dependería de los mercados internos, con una perspectiva sombría para las -grandes inversiones en el futuro.

Newsletter
Ahora ve
Los posibles vínculos con Ucrania de un asesor de campaña de Trump
No te pierdas