Según el sapo, la pedrada

La falta de bases de datos confiables y la pobre cultura de seguros provocan que haya grandes difere
Yalín Cacho López

Comprar un seguro de automóvil en México -puede parecer una operación sencilla, pero si se considera que los precios -pueden variar más de 20%, dependiendo de la aseguradora, la decisión comienza -a complicarse. Claro, si se tiene la posibilidad de elegir, porque más de la -mitad de los propietarios reciben la nueva unidad a plazos y con el seguro -incluido.

- A pesar de que para la mayoría de los -mexicanos el auto es el patrimonio con mayor vulnerabilidad por el alto índice -de robos y asaltos. Datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros -(Amis) revelan que en México sólo 30% del parque vehicular –alrededor de 17 -millones de autos– cuenta con algún tipo de seguro.

- La mayor parte de los asegurados son nuevos o -de modelo reciente, pues 60% de las pólizas fueron adquiridas porque lo exige -el autofinanciamiento. Conforme el automóvil suma antigüedad el consumidor -deja de asegurarlo.

- Según la Comisión Nacional para la -Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), de -las 26,864 acciones relacionadas con reclamos de seguros que atendió el año -pasado, 80% se resolvieron con orientación al usuario y sólo 20% se -convirtieron en reclamaciones contra las firmas aseguradoras.

- Pobre cultura
-
Estas cifras, apunta Alfredo Rivera, vicepresidente Jurídico de la -Condusef, hacen más que evidente la precaria cultura aseguradora que existe en -México, la cual provoca que la gente no tome decisiones informadas y que, junto -con otros factores, influye para que el diferencial de precios sea tan alto.

- Para las aseguradoras la oscilación de más de -20 puntos porcentuales en el precio de las pólizas está justificada por los -beneficios adicionales, la capacidad de respuesta –en tiempo y zona -geográfica– de las empresas en el momento del siniestro y la calidad del -servicio.

- José A. Morales, director general de Seguros -Inbursa, considera que el diferencial de tarifas en este mercado no se explica -sólo por las características de los seguros, ya que son pocas las aseguradoras -que ofrecen servicios adicionales a las coberturas de daños materiales y a -terceros, gastos médicos para el conductor y ocupantes y asistencia legal.

- Los aseguradores coinciden en que es necesario -empezar a cobrar la tarifa adecuada al riesgo que efectivamente representa cada -conductor; pues actualmente el precio se establece con base en la siniestralidad -por robo y asalto de los vehículos en las diferentes zonas geográficas del -país, y no por la experiencia siniestral del individuo.

- Aplicar tarifas diferenciadas por individuo no -implica necesariamente que el precio del seguro para autos baje en todos los -casos pues –como sucede en Estados Unidos y otros países desarrollados– el -costo de este producto dependería justamente de quién utiliza el vehículo. -Esto puede hacer que la diferencia en precios crezca aún más.

- Los directores generales de Quálitas, ANA y El -Águila, así como Enrique Olmedo, director técnico de Autos de la Amis, -coinciden en justificar la diferencia de precios bajo los siguientes criterios:

-

    -
  • Tipo de cobertura.
  • -

  • Servicios adicionales.
  • -

  • Prácticas de reparación del auto.
  • -

  • Incidencia de robo.
  • -

  • Edad, sexo y ocupación del conductor.
  • -

  • Cobertura geográfica de la aseguradora.
  • -

  • Condiciones de mercadotecnia.
  • -

- Más de 30 años de experiencia en la venta de -seguros de automóviles le permiten a Eduardo Morales González, director de -Promoción de Aon Risk Services –uno de los corredores de agentes de seguros -más importantes del país–, afirmar que -los factores ya mencionados determinan el precio de la póliza para auto, pero -no justifican las grandes diferencias que actualmente están en existencia.

- En su opinión, lo que justifica esta variante -es el apetito que muestran las aseguradoras por ciertos modelos, de tal forma -que cuando el precio es elevado las empresas están diciendo que no desean -asegurar muchos autos de ese tipo, el mercado se ajusta y se cobra más caro esa -clase de riesgos.

- “Hoy, con los elementos que tenemos, tratamos -de ser precisos en el establecimiento de las primas, pero es evidente que -podríamos beneficiar más a los clientes que tienen un buen comportamiento si -tuviéramos un buró de seguros”, reconoce Alfredo Borrajo, director de -Mercados Masivos de Zurich México.

- En países como Estados Unidos, dice Esteve, -existe una base nacional de información que permite saber el historial de los -conductores y por tanto cobrar lo justo a cada persona por el riesgo que -representa, aunque la diferencia en precios es del 30 ó 40% e incluso mayor si -se trata de un conductor con infracciones o que ha manejado en estado de -ebriedad.

- Los tabuladores en aquel país son tan -sofisticados que además del historial de cada persona, las aseguradoras -incluyen parámetros tales como el color del auto, los patrones de manejo y los -hábitos personales del cliente.

- Sin embargo, coinciden Morales y Esteve, en -México todavía estamos lejos de contar con una base de datos similar, aunque -Olmedo confía en que con la puesta en marcha de la Clave Unica de Registro de -Poblacion (CURP) las aseguradoras podrán acceder al récord de accidentes de -sus posibles y actuales clientes.

- Compartir información
-
Por ahora, acota Borrajo, un primer paso sería que todas las empresas del -ramo compartan su información para que puedan identificar los altos y bajos -riesgos y cobren tarifas diferenciadas.

- Aunque, reflexiona, también nos debemos -preguntar si como país estamos preparados para ese posible cambio porque “lo -común en México es que choque el hijo y se eche la culpa el papá”.

- El director de HSBC Seguros opina que la falta -de cultura sí influye en tener precios más altos porque en un país como -México, con un elevado índice de robos de autos, donde prevalece la práctica -de huir del siniestro para no enfrentar las consecuencias económicas y sólo -70% del parque vehicular está asegurado, resulta mucho más caro para las -compañías asumir el riesgo del 30% restante.

- Llamosas, Jorge Ramón Galland, director de -Ventas para la zona metropolitana de ING Comercial América, y Carlos De la -Torre, director del despacho de agentes de seguros Carlos De la Torre, -admitieron que las compañías de seguros son corresponsables de la falta de -cultura aseguradora en México y que, junto con Condusef, deben hacer un mayor -esfuerzo para informar sobre los beneficios, responsabilidades y detalles de la -póliza a la población en general.

- Pero la responsabilidad de informar, aseguran, -también recae en los agentes de seguros, quienes deben ser verdaderos asesores -de los clientes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Morales y De la Torre opinan que “en general” -los agentes están cumpliendo su obligación de asesorar a los clientes, aunque -enfrentan las opciones de vender los seguros más caros para ganar una comisión -mayor, colocar productos de las empresas que dan comisiones más elevadas por -estrategia de penetración, o concentrarse en buscar la mejor opción de -aseguramiento para sus clientes.

- Los entrevistados coinciden en que los -asegurados también deben asumir su responsabilidad para conocer un poco más la -forma en que opera un seguro de auto, y así poder encontrar las ventajas y -desventajas de las diversas opciones de mercado y tomar decisiones informadas al -respecto.

Ahora ve
Nuevo enfrentamiento con presuntos huachicoleros deja cinco muertos en Puebla
No te pierdas
×