Sin aditivos

-

Los productos orgánicos llenan anaqueles, restaurantes y centros holísticos. Prometen grandes ventajas a nivel nutrición y salud en general. Detrás de ellos hay un concepto novedoso, ecológico y muy coherente.

- Junto a la tendencia del regreso a lo natural llega una oleada de productos alimenticios denominados “ecológicos”, “orgánicos” o simplemente ”naturales” con un gran auge en el mercado. Sin embargo, no mucha gente tiene claro qué quiere decir que un alimento sea de “cultivo biológico”, ni las ventajas que ofrece en comparación con los productos que encontramos en un supermercado. Los principales objetivos de la agricultura orgánica o ecológica son, efectivamente, producir alimentos sanos y de calidad nutricional, pero, además, mantener la fertilidad del suelo y sus ciclos biológicos, así como propiciar una mejor calidad de vida para los agricultores y sus familias gracias a unas técnicas de cultivo adecuadas y a un comercio justo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Los productos de cultivo biológico tienen un sabor mucho más intenso, porque contienen menos agua y una concentración mayor de sustancias nutritivas y organolépticas (todas las que se perciben con los sentidos). En diversos estudios realizados durante la última década en varios centros de investigación —entre ellos la Universidad de Barcelona— se ha comprobado que si bien la producción orgánica en el mundo es entre 12 y 24% inferior por superficie cultivada que la producción agroquímica, los alimentos orgánicos contienen de 20 a 25% más de materia seca. Esto quiere decir que se producen menos alimentos pero, en conjunto, la cantidad de nutrientes es muy similar. También se ha constatado que en estos productos hay un aumento notable de las proteínas (18%), azúcares totales (19%) y vitaminas (28%) además de un incremento en minerales y oligoelementos como el magnesio y el hierro (entre 15 y 70% más). Muchos beneficios a un precio quizá no tan competitivo, pero con un objetivo claro y necesario: lograr un manejo holístico de los recursos naturales y de la salud.

- Adiós toxinas
Al consumir productos orgánicos se reduce la ingesta tanto de sustancias químicas derivadas de los pesticidas y abonos químicos usados en la agricultura convencional como de las dosis de medicamentos y hormonas empleados en la ganadería industrial, además de que su aporte nutritivo es en general mucho más elevado.

Ahora ve
El fracaso es un riesgo del emprendimiento, pero superarlo conduce al éxito
No te pierdas
×