Sólo para niñas

Aquí los niños no pueden entrar. En este club, las niñas juegan más que a las muñecas.
Regina Reyes-Heroles C.

El objetivo de las emprendedoras Sofía De Garay y Cecilia Carpinteiro estaba muy claro: hacer de su negocio un espacio exclusivamente para niñas de entre seis y 12 años. De ahí nació El Club de las Niñas, un lugar que pretende convertirse en un espacio en el que las chiquitas puedan alargar su infancia y convivir con las madres y las abuelas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- A menos de un año de apertura, y con una inversión de $1 millón de pesos, a este club llegan a la semana alrededor de 140 niñas a jugar a ser señoras. Para tal efecto, este espacio, ubicado en Plaza Lilas (Bosques de las Lomas), cuenta con un salón de belleza, una librería y un salón de té y restaurante. Entre semana ofrecen clases de joyería en inglés –$950 pesos mensuales por niña– y de arte –$475 pesos–. De Garay y Carpinteiro ofertan los fines de semana fiestas privadas –$260 pesos por niña–. Todos los productos que ofrecen son hechos en México. “Podíamos haberlo hecho con cosas chinas, que resultaban más baratas y con proveedores puntuales”, explicó Carpinteiro. Sin embargo, argumentan que si su negocio no funcionaba, preferían que la inversión se quedara en México.

- Ahora bien, ¿puede un lugar así restablecer los marcados roles de género tan criticados? “No creo, eso se enseña en casa”, dice Antonio Tenorio, sociólogo de la UNAM. Más bien, la lectura del investigador sobre este tipo de negocios es que la imaginación y juego en la infancia son transportados a espacios cerrados y cuidadosamente planeados, “el parque ya no es opción”, agrega Tenorio.

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×