Sólo por ayudar

Bimbo y Pfizer se alían sin fines de lucro.
José Ramón Huerta

Con bombos y fanfarrias, Bimbo y Pfizer arrancaron la Alianza por el Corazón, una campaña conjunta e inédita que incluye publicidad en medios y en los empaques de productos de la panificadora, con mensajes que pretenden hacer conciencia sobre algo escasamente conocido: los males cardiovasculares son los asesinos número uno de los amantes de las fritangas.

- Ejecutivos de ambas firmas aseguran que su objetivo primario no es impulsar las ventas de sus panes y medicinas, al no tener esta unión un fin promocional. Luis G. Cortés, responsable de la alianza por parte de Pfizer, indica que México tiene un nivel muy bajo de conciencia sobre los riesgos de estas afecciones. Esta farmacéutica estadounidense, desde hace tres años, mantiene un programa con la Secretaría de Salud que consiste en hacer circular seis camiones y tres unidades fijas en las que especialistas hacen chequeos gratuitos a la población. “Pero no nos dábamos abasto –dice Cortés–,  necesitábamos de una empresa líder interesada en la prevención, y Bimbo, que además está en todos los hogares, era el socio ideal”.

- Francisco Fuente, gerente de mercadotecnia de Bimbo, asegura que no están buscando un número de venta, ni que la gente compre más pan, sino fomentar la conciencia y una adecuada alimentación.

- Los ejecutivos no revelan el monto de esta “gran inversión”, cuya campaña para medios fue desarrollada por la agencia Ogilvy & Mather y no tiene una fecha de término. Pero lo cierto es que el tema del dinero no les preocupa mucho: tan sólo dos productos de Pfizer contra el colesterol (Lipitor, el medicamento número uno del mundo) y la hipertensión (Norvas) venden $85 millones de dólares al año en México, mientras que Bimbo, con su línea de panes saludables coloca cada semana 2.5 millones de unidades en los anaqueles del país.

Newsletter
Ahora ve
Finanzas para compartir departamento
No te pierdas