Soñó con el Nobel

Hasta Bono fue uno de los candidatos para el galardón.
PM

Centrebet, la mayor casa de apuestas de Australia, con clientes en más de 80 países, reveló que fue tal el furor que causó la elección del premio Nobel de la Paz, que hasta el cantante irlandés Bono fue uno de los que estuvo en la terna de los apostadores de lo absurdo durante los dos meses que antecedieron la entrega.

- La curiosidad que generan los premios Nobel es tan sólo una cara más de un fenómeno cada vez más extendido: el de las apuestas insólitas, una manera de conjugar azar, imaginación y negocios que parece ganar terreno frente a las jugadas tradicionales, como las dedicadas a los deportes.

- Este tipo de apuestas empezó a cobrar fama hace 40 años, cuando David Threlfall apostó que el hombre llegaría a la Luna antes del 1 de enero de 1970, apuesta que lo hizo acreedor de 10,000 libras esterlinas ($17,800 dólares). Las apuestas van desde si el hombre caminará en Marte antes del fin de la década o si nevará en Gran Bretaña el día de Navidad.

- Actualmente las principales casas de juego se encuentran en Reino Unido e Irlanda -los dos países líderes en el género de apuestas absurdas- aunque ha sido internet el principal causante de su boom a escala mundial.

Newsletter
Ahora ve
Periodista mexicana es asesinada a balazos en la capital del estado de Chihuahua
No te pierdas