Sol para exportar

¿Qué sobra en Monterrey? Este empresario le saca provecho
Juan Cedillo

En 1988, antes de graduarse del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, Enrique Gómez Junco inició una tarea académica. Varios años después esa tarea se transformó en Celsol, un negocio que factura cerca de $3 millones de dólares anuales. Celsol tiene un crecimiento potencial del tamaño de una estrella debido a su actividad: la energía solar.

-

Enrique Gómez Junco, ahora de 33 años, se convirtió en pionero de la energía solar en México. Celsol es la única empresa mexicana que fabrica e instala sistemas de energía solar. Empezó produciendo calentadores y actualmente es la empresa con más instalaciones en industrias, que calientan su agua con energía solar, tanto en México como en el extranjero.

-

La empresa de Gómez Junco nació gracias al apoyo de inversionistas regiomontanos y a un crédito de Nacional Financiera. “Tenemos más de 12 instalaciones sólo en el Caribe de México, principalmente hoteles. Les ayudamos a reducir entre 30 y 40% su consumo de energía al año”, comenta Gómez Junco.

-

Debido a que el mercado se ha vuelto más consciente de la necesidad de ahorrar energía, el director de Celsol prevé que sus ventas llegarán a más de $6 millones de dólares en el año 2000 y a $10 millones el 2001.

-

“El futuro de la energía solar es muy prometedor. Al ritmo que tenemos en el consumo de petróleo, las reservas de  México alcanzarán sólo para 35 o 40 años, y la pregunta es qué vamos hacer entonces. Debemos aprovechar que somos uno de los países con más potencial de energía solar”, afirma Gómez Junco.

-

El empresario asegura que en nuestro país faltan incentivos para desarrollar el uso de energía renovable, cuando ésta ayudaría a resolver problemas, como la contaminación en la Ciudad de México. “Debemos pensar que en los próximos años, 10% del abasto energético deberá ser con energías renovables”, advierte Gómez Junco.

-

Ahora ve
No te pierdas