Su negocio fuerte ya no son los libros

La firma ahora provee papelería y accesorios para oficinas.
Gabriela Ruiz

De los países en los que opera esta empresa colombiana, México es en el que menos se lee. La razón no se limita a la falta de interés en la lectura sino a los elevados precios. Un libro puede costar en librerías hasta cuatro veces más de su salida de la imprenta. Por ello, la multinacional ha incursionado en nuevos nichos.

- El negocio más rentable del Grupo en México radica en la proveeduría de papelería y accesorios para oficinas. En vez de contar con un departamento de compras, los clientes pueden hacer sus pedidos a través de la Red directamente a Bico Internacional (una subsidiaria) y hacer pedidos semanales, quincenales o mensuales. Con esto la empresa sustituye al departamento de adquisiciones, almacén y distribución interna.

- La colombiana ya cuenta con clientes del calibre de Banamex, BBVA-Bancomer, HASBC, General Motors, ING Seguros y AIG por mencionar unos cuantos. Desde su apertura en México, hace 24 años, la empresa ha sobrevivido a varias devaluaciones entre otras dificultades.

- Según Rodrigo Córdoba, director de la firma en México, otra de las ramas que cobra auge es la producción de cheques y vales de despensa, así como la impresión digital en una planta que se inauguró en 2000. Si hay algo que caracteriza a esta multinacional es la capacidad de mimetizarse con su entorno. Estas líneas de producción le han permitido mantener tasas de crecimiento de 20% anual. En 2004 su facturación llegará a los $80 millones de dólares.

- Parece ser que sólo en Argentina se dedica principalmente a la impresión de libros. “En la calle de Corrientes en Buenos Aires, hay más librerías que en todo el DF”, agrega Córdoba.

Ahora ve
No te pierdas