Sudar en el camión

En Brasil se lanzó el primer spinning sobre ruedas: el Bus Bike.
Bárbara Anderson

En Río de Janeiro ya la gente no se aburre, ni se duerme en el camión sino que más bien suda (y no precisamente por el clima tropical). Para evitarse los altos alquileres y darle un toque original, una empresario brasileño decidió crear el primer gimnasio sobre ruedas del mundo: el Bus Bike.

- Imagínese un servicio a mitad de camino entre el Turibus y Sport City. Todos los días, un camión acondicionado con bicicletas fijas recorre la ciudad de Río de Janeiro siguiendo un circuito que dura exactamente 45 minutos. Uno lo toma en la esquina de su casa y a los 45 minutos el autobús lo devuelve, sudado y a domicilio.

- Pensado para claustrofóbicos y personas que odian los lugares cerrados con televisores sintonizados en canales aburridos, en el Bus Bike (www.busbike.com.br) se puede pedalear mientras recorre las zonas más bonitas de Río como Barra de Tijuca, Leblon o Lagoa y hasta disfrutar de los mejores atardeceres en la playa.

- Las unidades de Bus Bike son panorámicas y cada bicicleta tiene una perfecta visión de las calles y, como circula a unos 30 kilómetros por hora, el paseo es muy tranquilo.

- El camión sale en su primer recorrido a las 6 de la mañana y la última gira arranca a las 21:00 horas. “Siempre hice spinning, pero hacerlo mirando la naturaleza y con la luz del sol, no tiene precio”, comenta una de sus alumnas.

- Cada unidad cuenta con un instructor, 16 bicicletas de última generación, vestuarios, baño, refrigeradores, y música ambiental. Los camiones tienen un sistema de navegación GPS que les permite detectar con anticipación dónde están los embotellamientos en la ciudad y así evitar andar a vuelta de rueda con sus alumnos y detener el tiempo del circuito. “Es impresionante la atención que captamos en la calle: nos sacan fotos, nos aplauden, bailan en la banqueta mientras nos ven pasar”, comentó Marcos Alves, fundador de la empresa e ideólogo de este formato de gimnasio, al periódico Jornal do Brasil.

- Y el empresario está en todos los detalles: cuando uno va por la zona de la playa, en las bocinas explota la versión más tecno de ‘Garota de Ipanema’, por ejemplo.

- La empresa (que ha sido portada de la mayoría de las revistas de fitness del mundo) ya empezó a pensar en franquiciar este concepto que, por un lado, ofrece una opción diferente y original para el creciente mercado del cuidado del cuerpo, y por otro, quita a los propietarios el alto costo que significan los alquileres en las grandes ciudades.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La matrícula –o deberíamos decir el abono para pedalear– de Bus Bike es un poco más económico que el de un tradicional spinning bajo techo en Río de Janeiro: unos 84 dólares al mes por tres ‘viajes-clases’ por semana.

- Esta opción en realidad también viene a cubrir un punto débil de la ciudad: la inseguridad. Salir a andar en bicicleta en Río de Janeiro puede ser una de las actividades más peligrosas y mantener esa sensación de ‘recorrer’ sus calles, pero con la protección de un autobús, es una de las claves de este negocio. Algo similar a lo que podría ocurrir en México. De hecho, frente al éxito del Turibus, una opción más saludable no sería mala idea.

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×