Táblex <br>Ni un pelo en la sopa

-

Ni Mafalda puede con La Moderna. ¿Una empresa que prácticamente no ha sufrido pérdidas cambiarias y que no ha interrumpido ninguno de sus proyectos de inversión para 1995? ¿Una compañía que durante los últimos 10 años registra crecimiento promedio de 16% en sus ventas? ¿Una firma cuyos socios prefieren reinvertir casi todas las utilidades?

-

Este es el caso de Táblex, un consorcio orgullosamente toluqueño que controla, entre otras, las fábricas de galletas y pastas alimenticias La Moderna, molinos harineros, fábricas de cartón y películas plásticas. El ingeniero Luis Miguel Monroy Carrillo, director general del grupo, explica: "El comportamiento de una empresa no debe interpretarse en función de los resultados de un ejercicio aislado, porque muchas veces las estrategias tienen una vigencia de tres y cuatro años".

-

Un ejemplo: "En 1986 decidimos concentrarnos en los negocios que mejor conocemos, como es la fabricación de pastas, galletas y harinas de trigo, y esto llevó a la desinversión de empresas de otros giros no relacionados. Los resultados de 1994 tienen sus orígenes en esas políticas. Creo que nos adelantamos en la reestructuración de nuestros activos, que fue una moda en 1992 y 1993, y eso nos ha permitido tener resultados más consistentes."

-

Cierto que fue otra estrategia la que permitió minimizar los efectos de la devaluación, que sólo representó una pérdida de 0.37% en relación con las ventas netas de 1994. Dice Monroy: "En Táblex entendernos que si vendemos en pesos nos tenemos que endeudar en la misma moneda. Para ser consistentes con estos riesgos, cuando importamos materias primas, automáticamente compramos su cobertura cambiaria. Sentíamos que no debíamos tomar riesgos en una moneda diferente a la de nuestras operaciones, y aunque esto representó una carga adicional, impidió que la devaluación afectara nuestras finanzas".

-

Así, las ventas netas del grupo sumaron N$462.5 millones de nuevos pesos en 1994, 17.2% más que el año anterior. La utilidad de operación se ubicó en N$103.6 millones (30% más) y la utilidad neta en N$56.2 millones (28.5% más).

-

Inversiones en marcha. Entre las principales inversiones realizadas el año pasado y concluidas en lo que va de este, figuran la ampliación de la nave industrial de la subsidiaria Papeles Corrugados, y el aumento en la capacidad de molienda de los molinos de trigo de Salamanca y Campeche, que ahora procesan 300 y 150 toneladas diarias, respectivamente.

-

Asimismo, se inauguró un centro de acopio de trigo cristalino en Sonora, se instalaron dos líneas de producción de pasta en Toluca, y se unificó la comercialización y distribución de pastas, galletas y harinas, que prácticamente comparten los mismos canales de venta.

-

Para financiar algunos de estos proyectos, Táblex emitió el año pasado obligaciones quirografarias por N$40 millones de nuevos pesos, a un plazo de siete años. Monroy reconoce que, en ocasiones, algunos analistas han calificado a Táblex como una empresa "conservadora", tanto en sus políticas de inversión como en sus estrategias financieras y de mercadeo. "Nos han dicho que somos conservadores, pero esto es difícil de asimilar con nuestras tasas de crecimiento en ventas de pastas (16% promedio en los últimos 10 años), galletas y molienda de trigo. Quizá lo seamos en cuanto a que hemos mantenido nuestro negocio central, el core business, y no hemos arriesgado el dinero de los accionistas en negocios que no conocemos. Dentro del negocio principal hemos sido bastante agresivos."

-

Con todo, Táblex no se ha quedado de brazos cruzados en medio de la moda de fusiones y alianzas estratégicas, y el año pasado estableció un acuerdo con la italiana Barilla, el principal productor de pastas en Europa. En estos días, La Moderna ya está fabricando y comercializando en México las pastas y espaguetis de trigo duro de esta marca, que hasta el presente se importaban desde Italia. Además, la corporación ha emprendido una ambiciosa estrategia exportadora hacia Centro y Sudamérica, la Unión Americana e incluso Rusia y Europa del Este.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Algunos analistas han explicado que la solidez de Táblex se basa en que fabrica alimentos básicos, de muy bajo precio y consumo masivo, que difícilmente son afectados por los vaivenes de la economía. "Cada negocio tiene sus fortalezas y sus debilidades -admite Monroy-. Si comparamos nuestros márgenes con los de otros productos más rentables, como los de computación o electrónica, podríamos deprimirnos. Pero en las épocas de recesión estos negocios son los que normalmente salen mejor librados. Si la desventaja de esta empresa es lo reducido de los márgenes, su fortaleza es que no sigue los ciclos económicos y tiene ventas constantes."

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×