Ética celular

-

Los padres de muchos adolescentes tienen una nueva conducta que propiciar en sus “retoños”: prohibirles contestar su celular –que ni siquiera debería estar encendido– en el cine. Y es que hoy en día es difícil disfrutar de una película completa sin que suene el teléfono de la fila de enfrente, que su dueño lo conteste y, además, mantenga una conversación como si estuviera en su casa.

- Pero, en honor a la verdad, hay que reconocer que los “vándalos del celular” no están solos. También existe una horda de adultos que debería aprender buenos modales. Sobre todo aquellos que no pueden mantener una conversación de diez minutos sin que suene su aparato. No importa dónde se encuentren, para dichas personas siempre parece más importante el que llama por el celular que quien está enfrente tratando de comunicarse.

- No faltan tampoco los que confunden su coche con una cabina telefónica. A ellos habría que advertirles que, según un estudio publicado por The New England Journal of Medicine, esta fea costumbre incrementa las posibilidades de una colisión en un nada despreciable 400%.

Newsletter
Ahora ve
Periodista mexicana es asesinada a balazos en la capital del estado de Chihuahua
No te pierdas