Todos quieren, pocos pueden

Este es buen momento para que las emisoras compren sus propias acciones; sin embargo no todas tienen
Roberto Aguilar

Los ataques terroristas del 11 de septiembre acentuaron la inestabilidad del mercado mexicano y llevaron el precio de las acciones a niveles no registrados desde 1998. Ante esta coyuntura muchas empresas decidieron actuar: adquirieron sus propios títulos con la intención de apuntalar el precio.

- -

Merrill Lynch explica que las empresas que mostraron una actitud más agresiva fueron Cemex –que por vez primera utilizó esta opción en 2001–, América Móvil, Telmex, Apasco, Banorte, Kimber y Walmex, quienes destinaron en conjunto $52 millones de dólares en la recompra de valores del 17 al 19 de septiembre. Sin embargo, apunta la correduría internacional, dos semanas después de los atentados el mercado comenzó a mostrar signos de recuperación, lo que frenó el ritmo de las transacciones.

- -

Existe un reducido número de emisoras que no son ajenas a esta práctica y que grupalmente desembolsaron durante los últimos seis meses más de $2,000 millones de dólares. La lista es encabezada por Telmex, América Móvil, Bimbo, Carso Global Telecom y Cemex. Estas firmas son las que generan mayor flujo de efectivo y pueden destinar una parte considerable de estos recursos con tal propósito. La telefónica de Carlos Slim, por ejemplo, cuenta con $1,000 millones de dólares para invertir (sólo en este año) y desde 1998 ha vuelto a apropiarse de 2,798 millones de acciones por un monto aproximado a $5,000 millones de dólares.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La otra cara de la moneda está formada por las organizaciones que tienen otras prioridades corporativas, como el pago de deuda y capital de trabajo, antes de desviar sus fondos a la readquisición de títulos, a pesar de los precios tan atractivos. También existen otras razones. En temporadas de incertidumbre muchos ejecutivos evitan tomar decisiones inmediatas, sobre todo si se trata de salir a rescatar los valores de su empresa con la esperanza de que el costo continúe bajando. "Recomprar acciones en esta coyuntura es como tratar de detener la caída de un cuchillo únicamente con las manos", afirmó un alto ejecutivo de Televisa. La compañía de medios prefiere mantener el dinero disponible con la idea de aprovechar alguna oportunidad de negocio, como una incursión agresiva en Estados Unidos a través de compras o alianzas.

-

Ahora ve
Uber y Volvo hacen equipo para fabricar miles de vehículos autónomos
No te pierdas
×