Tribasa <br>Se diluye la jaqueca

-

Muchos la creyeron muerta. Sin embargo, - Tribasa superó el desajuste de sus finanzas –generado a raíz del “error” - de diciembre de 1994– y lanzó un contraataque para regresar a los terrenos - de la construcción y la concesión.

- Al borde de la quiebra, la empresa de David - Peñaloza Sandoval ejecutó una estrategia de conversión de obligaciones para - después reestructurar sus pasivos carreteros. La jugada cobró su factura: - una virtual inactividad de tres años en el sector nacional.

- De ahí que Tribasa sobreviviera, en gran - medida, por sus operaciones en el extranjero. En particular, la construcción - de carreteras en Chile otorgó el oxígeno necesario para salir al paso de la - situación.

- En mayo, la compañía informó a la Bolsa - Mexicana de Valores (BMV) que sus ventas netas ascendieron a $1,161.3 millones - de pesos en el primer trimestre de 1998, es decir, un aumento de 76% con - respecto a los $659.9 millones de pesos logrados un año antes.

- Tribasa recibió alrededor de $1,032 millones - de pesos por construcción de obras. Además, la cifra representa un avance de - 87% con respecto a los $552 millones de pesos que obtuvo en 1997. De los - ingresos por construcción, $650 millones entraron gracias a sus actividades - en el exterior; los $382 millones restantes llegaron vía negocios nacionales. - Sin embargo, $681 millones fueron producto de la concesión de carreteras de - peaje, elemento que significó –no hace mucho– un dolor de cabeza para los - directivos del grupo.

- Al comparar el primer trimestre de 1998 - contra el mismo periodo de 1997, se observa que el margen operativo del grupo - disminuyó 3.8%. No obstante, con respecto al cierre de diciembre, subió - 2.1%. La utilidad neta de la compañía quedó en $54.3 millones de pesos, es - decir, 170% arriba de la ganancia real del año pasado.

- Con la experiencia del “error” de - diciembre a cuestas, Tribasa decidió ya no morderse las uñas de nuevo y - elaboró una estrategia para el negocio de las concesiones que asegure el pago - de los proyectos a su vencimiento. El objetivo: recuperar la inversión - original en el menor tiempo posible. Para ello, el grupo busca que los - créditos a contratar cubran –por lo menos– 50% del financiamiento total. - Así minimiza la necesidad de utilizar recursos propios para el “arranque” - de las obras.

- Con la reestructuración de sus pasivos y con - la obtención del contrato de Cadereyta (el proyecto aumenta en alrededor de - $2,982 millones de pesos el backlog de la compañía), Tribasa - demuestra signos de recuperación.

- No obstante, el hecho de que 66% de sus - ingresos por construcción dependan de los proyectos de autopistas –los - trabajos exigen inversiones de capital elevadas– genera dudas respecto del - cálculo de las utilidades a futuro.

- Los tramos carreteros más importantes para - Tribasa en México son dos: Ixtapan de la Sal y Atlixco-Marcos (que suman 83.5 - kilómetros), mientras que en el país andino lo son los más relevantes de - Acceso Norte, Santiago-Los Vilos y Chillán-Collipulli. Según datos de la - compañía, sus ventas en Chile alcanzarán este año $914 millones de - dólares.

- En términos accionarios, la emisora cerró - en $24.50 pesos las operaciones del 23 de junio. A pesar de las muestras de - recuperación de la empresa, los analistas emitieron una recomendación de “mantener”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Para modificar su posición, esperan que las - empresas de la construcción continúen con su tendencia al alza y que las - autoridades, no obstante los recortes presupuéstales, mantengan la idea de - impulsar el crecimiento del sector industrial.

- Y esto habrá que verlo.

Ahora ve
Dos elefantes arrastrados mar adentro fueron rescatados en Sri Lanka
No te pierdas
×