Turismo: buenas perspectivas

-
Óscar Granados

En 1995 México escaló dos niveles entre los países con mayor ingreso de turistas, para ubicarse en el octavo lugar. No obstante, eso no se reflejó en un aumento en la captación de recursos. Como se recordará, uno de los principales problemas que afectaron a la actividad turística el año pasado consistió en que los turistas que ingresaban al país gastaban menos, porque disponían de un mayor poder de compra derivado de la devaluación de la moneda. Ahora, aunque el poder de compra de los extranjeros todavía es superior en 30% con respecto al que tenían en diciembre de 1994, las divisas que ingresaron en el primer bimestre no tienen precedente.

-

Cabe recordar que durante casi todo 1995, con excepción de junio y noviembre, se captaron menos divisas que los mismos meses de 1994, y por fin en enero y febrero de este año se recibieron más dólares que en el mismo lapso de 1995.

-

Según cifras preliminares del Banco de México, durante enero y febrero de 1996 -ingresaron 1.5 millones de turistas, 14% más que en el mismo periodo del año pasado. El gasto promedio por turista creció 6%. A su vez, el ingreso de divisas aumentó 21% y sumó $921 millones de dólares.

-

Por su parte, el número de mexicanos que viajaron al exterior aumentó 3%, después de no variar durante todo 1995. Su gasto medio creció 13% y la salida de divisas 18%. La combinación de los anteriores resultados permitió continuar con un saldo superavitario de $761 millones de dólares, cifra superior en 22% a la reportada en el mismo periodo de 1995.

-

Es posible que durante el año los turistas extranjeros mantengan una paridad cambiaria atractiva, la cual será suficiente para atraer más turismo. No obstante, no sólo es necesario mantener el ingreso de turistas, sino también incrementar su gasto y estancia en el país. Para ello, el desarrollo de la infraestructura y la planta hotelera son fundamentales.

-

Por lo pronto, diversas instituciones gubernamentales están fomentando la inversión extranjera y nacional en el sector turismo. Por su parte, la Secretaría de Turismo (Sectur) modificó sus estrategias de promoción: ahora no pretende promocionar el país todo el tiempo, sino llegar a los mercados potenciales en las temporadas donde se ofrecen nuevos atractivos turísticos. No hay que olvidar que el país cuenta con destinos integralmente planeados, como Cancún y Los Cabos; centros tradicionales de playa, como Acapulco y Cozumel, y grandes ciudades como el Distrito Federal, -Guadalajara y Monterrey, que en conjunto en 1995 sólo tuvieron una ocupación hotelera de 54% en promedio.

-

De concretarse los objetivos y si continúa el mismo comportamiento del primer bimestre de este año, los turistas que ingresen al país por más de tres días podrían aumentar 23% con respecto a 1995, en tanto que los connacionales que visiten otros países podrían -incrementarse en 13%.

-

Por otro lado, durante el primer trimestre de 1996 las principales empresas del ramo que cotizan en la Bolsa Mexicana de -Valores registraron malos resultados: cinco emisoras, sin considerar a Situr, disminuyeron sus ventas y activos en 6 y 3%, respectivamente. Situr es la que más -problemas ha tenido. Como se recordará, en 1995 estuvo a punto de declararse en moratoria. Para sobrellevar la crisis, el año pasado tuvo que reestructurar sus deudas y vender varios activos para reducir sus pasivos. En 1996 continúa la misma situación.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×