Un chilango en la selva

Renunció, vendió su casa, buscó tres socios y se fue a la playa. Hoy pasea a 100,000 turistas por
Ángeles Castellano Gutiérrez

CARLOS MARIN
ALLTOURNATIVE

-

Era la Navidad de 1997 y Carlos Marín, entonces director de Finanzas Internacionales de Avantel, soñaba con irse del Distrito Federal. Durante una plática familiar, precisamente con el que hoy es uno de sus tres socios, se le ocurrió montar una empresa en Playa del Carmen. Estudiaron el proyecto. Dejó su cómodo trabajo, vendió su casa, sus dos coches. Buscó otro par de socios y entre los cuatro juntaron $200,000 dólares para crear Alltournative, que actualmente es una empresa de turismo rural que opera en la Riviera Maya. Su sede está en Playa del Carmen, donde Carlos vive con su familia.

-

El nombre Alltournative responde a un juego de palabras: todos los tour nativos o algo alternativo. La idea es turismo para poca gente en lugares únicos. “Yo no hago tours, yo hago expediciones”, asegura Carlos.

-

Sus clientes son europeos principalmente, de 25 a 45 años. Ofrece la excursión de un día a $99 dólares, con cinco destinos a elegir en los que se combinan actividades en la naturaleza, deporte y convivencia en comunidades mayas.

-

El negocio arrancó a través de grandes agencias que incluyen las expediciones de Alltournative en sus paquetes, aunque cada vez es más común que los clientes lleguen a través de la página web o por recomendación de conocidos. Muchos repiten la experiencia. “Nuestra misión es que esta excursión sea el mejor día de las vacaciones del visitante”, explica entusiasmado. Cuenta orgulloso el caso de una pareja de españoles que hizo el viaje con un hijo y al año siguiente con otra hija: “Me dijeron que la experiencia era inolvidable”.

-

Al principio la firma creció a un ritmo de 50% anual. Este año se espera que el crecimiento sea de 18%, y que se mantenga entre 10 y 15% en los próximos cinco. El primer año llevaron de expedición a 6,000 turistas; en 2004, a 100,000.

-

La particularidad de la empresa de Carlos, frente a los pocos competidores que tiene, es su contacto con las comunidades mayas, y esto ha repercutido positivamente en su calidad de vida. En Alltournative trabajan 154 personas, más 84 puestos que cubren indígenas de los que dependen económicamente unas 200 personas. Históricamente marginados, ahora se han convertido en guías, cocineras, fotógrafos... Y ya hay resultados. Se ha detenido la emigración. Por primera vez, un muchacho de PacChen terminó sus estudios y Alltournative va a apoyarlo para que estudie idiomas en la Universidad y pueda incorporarse posteriormente al proyecto, con un mejor trabajo.

-

La expectativa de ventas de Alltournative en este año es de $70 millones de pesos, $16 millones más que el año pasado, y se espera que las utilidades sean de un millón de dólares.

-

El mercado del turismo rural es grande. Carlos Marín aspira a incorporar un nuevo destino a sus rutas cada año, y agregar actividades a las que ya están incluidas en sus expediciones, que son rapel, tirolesa, canotaje. En unos años planea replicar la experiencia en otros lugares de la República con potencialidad similar, como Oaxaca o Chiapas, donde también puedan incorporarse al proyecto otras comunidades indígenas.

-

Donde sea, menos en el Distrito Federal.

Ahora ve
No te pierdas