Un cochinito más moderno

Los pobres sí ahorran, pero no saben en que lugar poner su dinero. Nuevas instituciones creen que a
Louise Guénette

A la mayoría de los mexicanos no les importa lo que dicen los economistas acerca de la bajísima tasa de ahorro interno en el país, que impide financiar el desarrollo sin deuda externa. A pesar de las cifras oficiales la población, y en especial la de bajos recursos, sí ahorra, sólo que en lugar de recurrir a las instituciones financieras prefiere poner sus excedentes en cochinitos, sean de barro o de carne y hueso, que se pueden engordar y luego vender.

-

“¿Ahorrar por ahorrar? No”, afirma una señora en Tenango de las Flores, comunidad de 30,000 habitantes ubicada en el norte de Puebla. Están de acuerdo con ella varios de sus vecinos, cultivadores de flores y plantas de ornato. No apartan dinero nada más para tenerlo ahí. De hecho, no tienen cuentas bancarias; tampoco hay banco en el pueblo. El Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) afirma que los intermediarios formales atienden a sólo 35% de la población económicamente activa.

-Eso no quiere decir que los habitantes de Tenango u otros ciudadanos de bajos ingresos en áreas rurales no ahorren. Un estudio del Banco Mundial, publicado en 2000, encontró que en el sureste de México la proporción que los pobres economizan de su ingreso total es 30% superior a la de la clase media. Sí lo hacen, pero a su manera. Sus instrumentos son animales, semillas o efectivo debajo del colchón, y sólo economizan con un objetivo específico en la mente: una inversión productiva, operación quirúrgica, los 15 años de una hija o la fiesta del santo del pueblo, explica Norma Rodríguez, asesora externa de la Fundación Mexicana de Desarrollo Rural (FMDR).

-El potencial de ahorro entre los pobres ha sido claramente demostrado por la Fundación Prodem, una asociación civil boliviana. El Fondo Financiero Prodem (FFP) acumuló en áreas rurales de ese país sudamericano depósitos por más de $28 millones de dólares, en tan sólo dos años. Su hermano mayor, el Banco Solidario, también fundado por Prodem para las áreas urbanas, reportaba depósitos de $59’331,696 dólares a finales de junio 2002.

-

Pobre el crédito sin ahorro
Varios vecinos de Tenango de las Flores juntan dinero para participar en un plan de crédito de la Central de Servicios para el Desarrollo de Puebla (Depac), parte de la FMDR. Depac les presta tres veces lo que aportan. El dinero permitió a Eugenia Cortés Velázquez reemplazar la estructura de madera de su invernadero de cactus con una de fierro. Abel Hernández aumentó de 7,000 a 20,000 el número de plantas de ornato que cultiva.

-

El fondo utiliza una metodología internacionalmente reconocida para los microcréditos: los grupos solidarios. Con el fin de reducir el riesgo de la institución prestamista, cada miembro del grupo tiene que vigilar el cumplimiento de todos y cubrir los faltantes de los que interrumpan sus pagos. Pero la FMDR se ha topado con los límites del crédito como herramienta para promover su objetivo: la formación de un patrimonio entre las familias campesinas de bajos ingresos, explica Rodríguez.

-

El problema reside en que, por una parte, la vertiente financiera de los micronegocios como los de Cortés Velázquez y Hernández sigue en la informalidad, con todos los inconvenientes y riesgos que ello conlleva. Por ejemplo, no se puede cortarle una pata a un chancho cuando se necesita de inmediato una fracción de la inversión. Además, dice Rodríguez, el estudio del Banco Mundial demuestra que 40% de los animales mueren antes de alcanzar la madurez necesaria para servir como alimento.

-

Por otra parte, la posibilidad de extender los programas de crédito es limitada sin ahorro. Aunque la FMDR atiende a unas 3,000 personas en grupos solidarios de microcrédito y otros 6,908 recipientes en la modalidad individual, estima que sólo con la captación de ahorro podrá masificar el acceso a su servicio.

-

El binomio ahorro y crédito tiene la ventaja adicional de que la gente se fija más en cómo se maneja el dinero, porque es suyo. Este es un atributo importante debido a que existe todavía en México una actitud poco seria frente a los préstamos gubernamentales que antes eran a menudo subsidios disfrazados con fines políticos, que nadie intentaba cobrar, observa Gabriela Zapata, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

-“El crédito es una inyección rápida de recursos. No está mal, pero no se ha manejado bien –asegura–. Las ONGs vienen con financiamiento tipo Grameen [un modelo de microcréditos que se originó en India] pero ¡no hay dónde guardar el dinero!” Tampoco hay manera de cambiar un cheque, recibir y hacer más productivas las remesas o los pagos de apoyos gubernamentales del programa Oportunidad (antes Progresa).

-

Un sector por construir
Por esas razones, la FMDR decidió lanzarse a la banca social. Invirtió en la creación de la Financiera Mexicana para el Desarrollo Rural (Fimeder), ya que por fin llegó una legislación que regulara la actividad, señala Rodríguez, quien lidera el proyecto. La financiera cuenta con otros 30 accionistas, la mayoría de ellos personas físicas y morales que tienen interés en el campo, como Lorenzo Servitje, fundador de Grupo Bimbo.

-

A raíz del cambio legal, unas 350 entidades financieras se han acercado a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para hablar de sus preparativos de registro, informa Cecilia Ramos, coordinadora de proyectos en Bansefi. Algunas son nuevas, como la Fimeder. Otras están entre las 630 entidades que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público había identificado en 2001, con unos 2.3 millones de socios. La primera sucursal de Fimeder abrió sus puertas en San Antonio Tecomitl, una zona rural del Distrito Federal, en diciembre de 2002, pero sólo ofrece crédito. Espera la publicación de la última porción de reglamentos de la Ley de Ahorro y Crédito Popular para presentar su solicitud de autorización a la CNBV.

-

Tal legislación, aprobada en 2001, establece las bases para el desarrollo de una red de instituciones, sean éstas cooperativas o sociedades anónimas. Su contenido contempla una responsabilidad mínima del gobierno, en cuanto a poner las reglas, y la creación de una estructura de federaciones que supervisan las financieras y aseguran los depósitos de sus clientes. En el texto original, la ley estipulaba que todas las entidades que capten los ahorros de más de 100 socios –sean cajas de ahorro, organizaciones no gubernamentales o cooperativas de productores– tenían hasta junio de 2003 para registrarse ante la CNBV, explica Ramos. Pero a petición de varias instituciones, el Congreso de la Unión suavizó los términos a principio de diciembre de 2002, de tal modo que la ley aplica sólo a las instituciones con más de 250 socios, las cuales tendrán hasta junio de 2005 para registrarse.

-

La legislación, que da mayor seguridad a los usuarios de la banca social, era un requisito para el despegue del sector, aunque a los ojos de muchas instituciones la transición es dura. Bansefi opera un programa con $64.6 millones de dólares, prestados por el Banco Mundial, con el fin de fortalecerlas en este momento de cambio. Licitó contratos de asistencia técnica, capacitación e investigación en diversas regiones del país, el primero de los cuales se firmó en diciembre pasado con la Fundación de las Cajas de Ahorro para la Cooperación Internacional, con sede en Bonn, Alemania.

-

Las organizaciones que ofrecen servicios en zonas marginadas rurales tendrán aún más dificultad para cumplir con la ley. Suelen ser pequeñas y no tienen computadoras, ni una contabilidad adecuada, finanzas saludables o manuales de procedimientos, indica Zapata, quien dirige el proyecto de Asistencia Técnica al Microfinanciamiento Rural (Patmir) en la Sagarpa.

-

A la fecha, el funcionario ha licitado cuatro contratos regionales de asistencia técnica. Desarrollo Internacional Desjardins, el brazo externo de la red de cajas populares en Quebec, Canadá, ganó los contratos de las zonas marginadas en Chiapas y de las huastecas veracruzana, potosina e hidalguense. El World Council of Credit Unions, de Estados Unidos, obtuvo el del estado de Veracruz y la Confederación Alemana de Cooperativas los de Guerrero y Morelos.

-

El trabajo de los expertos internacionales consiste en identificar las instituciones chicas y aisladas que pueden cumplir, a corto plazo, con los requisitos de la ley y apoyarlas en este desarrollo durante un máximo de tres años. Y fomentarán, en las comunidades donde no hay servicios financieros, la formación de grupos que podrían juntarse con otros en federaciones.

-

Del puerquito al depósito
Queda mucho camino por recorrer antes de poder ofrecer a la mayoría de los mexicanos pobres un lugar seguro para sus ahorros.

-Y hay que asegurar la aceptación de esos servicios financieros. El reto, según Rodríguez de la FMDR, es ofrecer a la población de bajos ingresos productos que le den la misma utilidad que sus formas tradicionales de ahorrar Para la gente que acostumbra invertir en cerdos, por ejemplo, una financiera tendrá que fijar un depósito inicial equivalente a la compra del animal, aportaciones periódicas que se asemejan al gasto de alimentarlo y vacunarlo, y un balance final parecido a lo que pagaría el carnicero después de seis meses. Así el cliente recibe una herramienta que se adecua a sus prácticas tradicionales.

-

Con el fin de no errar en su oferta, la nueva entidad financiera recibe asesoría de la Fundación Prodem. Como agente de colocación de crédito de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), la fundación participa en un proyecto piloto de mejoramiento que implica recibir los consejos de Innova Empresarial.

-

La institución interviene en la planificación estratégica, operativa, investigación de mercado y recursos humanos. Proporcionó la batería de exámenes técnicos, psicológicos y de ha- habilidades sociales con los que se seleccionó al personal de Fimeder, una variable estratégica para los servicios financieros en zonas de bajos ingresos, asevera Rodríguez.

-

“Hay que buscar [en los candidatos] las cualidades para entender y respetar la situación de marginación en la que vive la gente e identificar los patrones que existen en la comunidad.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

FIRA y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo financian la asesoría. Su interés se limita al crédito, pero la FMDR aprovecha la presencia de Innova para aprender sobre el negocio de la captación de ahorro.

Ahora ve
Las saudíes esperan con ansias junio de 2018 para su nueva revolución
No te pierdas
×