Un ejemplo a evitar

La mayor quiebra de la historia, analizada por el IPADE.
Louise Guénette

Ramón Ibarra pasó más de 300 horas estudiando el affaire WorldCom. La enseñanza que este profesor del área de finanzas del IPADE gira alrededor del momento, a mitad de 1999, en que la corporación tenía demasiada infraestructura en espera de un crecimiento exponencial en el negocio punto com. Los inversionistas se deslumbraron y llegaron a pagar 60 veces más del precio inicial de la acción, con base en resultados esperados. Sobre esta valuación, la organización montó su crecimiento y compró MCI, la firma número dos en comunicaciones de larga distancia.

-

Sabiendo que todo se vendría abajo si el mercado financiero descubría sus problemas, la Dirección del consorcio falseó información para mostrar que era rentable. Como tenía mucha capacidad ociosa, pasó los gastos de esta infraestructura inutilizada al capital. Así, reportó $3,800 millones contra resultados, en vez de $7,000 millones. Según Ibarra, “la inmoralidad sólo empeoró la dolencia. El enfermo ya estaba muy grave, pero era rescatable. Cuando se le complica la ética, lo manda a terapia intensiva, y ahora está a punto de fallecer.”

Con el fin de evitar tal situación –observa– “es necesario primero dirigir bien la empresa a nivel operativo, para no llegar al límite donde la desesperación te empuja a cometer acciones inmorales.” Segundo, hay que preparar a los directivos y empleados para que conozcan las reglas que nunca deben transgredir.

Más vale una colorada que cien descoloridas, enfatiza.
Ahora ve
No te pierdas