Un negocio en juego

CIE reestructuró parte de su deuda en 2010, se concentró en México, le apostó al negocio de jueg
Ariadna García Vega

CIE (lugar 154)

-

- Hace 35 años
-
En los 80, Alejandro Soberón producía películas. En 1990 entró al - negocio del entretenimiento al fundar OCESA y en 1995 creó CIE como - controladora.

- Conseguir la administración del Teatro Ópera en Buenos Aires (Argentina) en 1997, marcó la primera incursión de Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) fuera de territorio mexicano.

- Su operación en el país sudamericano creció rápidamente. Sumó la administración del zoológico de la misma ciudad, festivales de música, venta de boletos y estaciones de radio.

- Pero todo eso se terminó en 2010 cuando CIE decidió que en el negocio del entretenimiento resultaba más fácil jugar de local.

- A raíz de la crisis financiera de 2008, Alejandro Soberón, fundador y director de la compañía, tuvo que tomar una decisión difícil.

- La situación de deuda de CIE, adquirida para financiar equipo e inversiones en México y Sudamérica, ahora  lo obligaba a desinvertir.

- Geográficamente, Soberón decidió concentrar su negocio en México. Con la venta de ocho estaciones de radio cerró el telón en Argentina, en Brasil  mantuvo una participación meramente financiera en Time For Fun (T4F), una firma dedicada al entretenimiento en vivo, en Colombia aún tiene inversiones en parques de diversiones, y en Estados Unidos operan algunos eventos.

- Resultado de esta reestructura, 98% del ingreso de CIE ya proviene de México, mientras que sólo 2% corresponde a Latinoamérica.

- A decir de Mónica Ponce, analista de la calificadora Standard and Poor’s, “quizá las desinversiones que ha hecho CIE no se ven tan bien, pero eran necesarias en este momento para hacerle frente a los compromisos financieros que tenía. Además se queda en México, que es un país donde está creciendo”.

- Con los recursos obtenidos de las desinversiones, CIE ha sostenido su crecimiento en México los últimos dos años, pero queda la duda entre los analistas de si le será suficiente para mantener el ritmo, sobre todo cuando ya no tiene más negocios que vender fuera de México.

- Apuestas y juegos
La reestructura geográfica no fue suficiente para reponer a CIE del golpe de la crisis, por eso Alejandro Soberón también se enfocó en su negocio más dinámico, el de juegos y apuestas, conocido como CIE Las Américas.

- Esta división, que concentra el hipódromo, la Granja de las Américas, el Centro Banamex, las salas de Sports Book, Yak y Royal Yak, es un motor importante de rentabilidad y que mantiene un crecimiento de 16%.

- En 2010, las ventas en este rubro representaron 42% de los ingresos totales de la empresa, que sumaron 10,194 millones de pesos (mdp). “Es notorio el dinamismo”, apunta Soberón.

- Lo anterior es resultado de la combinación de mayor asistencia a las salas de Books y Yaks con el crecimiento en el gasto promedio de los visitantes a dichas salas que con la recuperación financiera ya están regresando al entretenimiento fuera de casa.

- Inicialmente, CIE tenía un permiso de 45 años para construir salas y luego  le otorgaron 20 años más. Hoy ya tiene 52 salas y este año abrirán algunas más en el DF y otras ciudades de México. “El negocio de juegos está creciendo muy rápido”, dice Conrado Ramírez, subdirector de Relación con Inversionistas de CIE.

- Los otros dos negocios del grupo también crecieron. Tanto CIE Entretenimiento, enfocado a espectáculos en vivo, como CIE Comercial, destinado a la promoción publicitaria.

- “2010 fue un año muy significativo. Cada uno de nuestros negocios mostró un crecimiento sólido, dejando atrás el ambiente recesivo y devaluatorio de la economía que CIE enfrentó y compensando el efecto de la epidemia de influenza que afectó nuestra operación”, señala Soberón.

- La cartera en orden
En 2010, CIE recuperó sus números positivos al crecer sus ventas 9.8% con respecto al año anterior.

- Los dos años previos fueron pobres. En 2008 sus ventas cayeron 4.6% y en 2009, 4.4% debido a la crisis económica y a la epidemia de influenza, que redujo la asistencia a los espectáculos.

- CIE pudo volver a los números negros gracias a que arrancó 2010 habiendo reestructurado 5,555 -mdp de su deuda y conseguido plazos más accesibles.

- Este movimiento significó dos avances clave para las finanzas de CIE. Uno consistió en trasladar los vencimientos de deuda del corto plazo (50% eran de este tipo) al largo plazo (ahora 86% es a más de un año), y el otro, en reducir la deuda 16%, de 7,300 -mdp a mediados de 2009 a 6,140 mdp.

- “Desde el año pasado vemos una franca recuperación del negocio”, apunta Mónica Ponce, analista de la calificadora S&P.

- Para 2011, las expectativas positivas de asistencia a espectáculos y sitios de entretenimiento fuera de casa podrían significar un avance en ingresos.

- Nada asegura que esto baste para cubrir los compromisos financieros de de la empresa, y fondear su crecimiento, ya que no tiene dónde desinvertir para obtener efectivo.

- Hacia adelante, la firma deberá demostrar que su operación puede financiar su propio crecimiento y cubrir sus pasivos.

- “La empresa es capaz de seguir creciendo mediante la generación de recursos propios provenientes de su operación. Esperamos crecer 5% en 2011 y 15% en EBITDA (utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización)”, dice Ricardo Rodríguez, ejecutivo del Área de Planeación Financiera de CIE.

- Vuelve a los escenarios
CIE intentó llegarle a los hispanos en Estados Unidos organizando espectáculos en vivo, pero no tuvo suerte.

- El negocio de Soberón en el país vecino del norte prácticamente no es sustancioso. “Sí hay algunos eventos de origen latino e hispano, pero no son tan representativos como en México”, dice Ramírez, de Relación con Inversionistas de CIE. Y el parque de diversiones que habían inaugurado en Florida en 2004, ya no está operando.

- En México, CIE le ve al menos un poco más de potencial a su negocio de entretenimiento, y al área dedicada a comercialización. “Estas dos divisiones no están decreciendo”, asegura Ramírez.

- Aunque difícilmente su crecimiento será exponencial. Las posibilidades de aumentar sus operaciones son limitadas debido a su situación de deuda, que todavía es complicada.

- Números grises
“Los vencimientos de deuda programados para 2012 son por 1,477 -mdp (24% de los 6,140 mdp que debe), por lo que CIE deberá fortalecer la generación de flujo de efectivo positivo, así como ejecutar exitosamente estrategias de refinanciamiento y reducción de deuda”, advierte la calificadora Fitch.

- A pesar de estas dificultades, Soberón espera un crecimiento en todos los negocios del grupo en 2011 y conservar el liderazgo en cada uno de los sectores en los que participa (entretenimiento, juegos y promoción publicitaria).

- “Tenemos el rumbo correcto para asegurar crecimiento, cumplir y entregar valor a todos los que participan en México y América Latina con nosotros, en nuestra empresa”, asegura Soberón.

- Los analistas reconocen la fuerte posición de CIE en la industria del entretenimiento, su integración vertical, al igual que su diversificación de operaciones a través de sus tres divisiones de negocio en México y asociaciones con empresas líderes en el sector.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- No obstante, su futuro dependerá de su capacidad para negociar los vencimientos de deuda que, entre 2011 y 2012, suman 31% del total de su deuda. Incluso hay quienes opinan que por su carga financiera está perdiendo oportunidades importantes en AL.

- “Una opción de crecimiento sería incrementar su participación en Brasil donde hay un mercado masivo, pero la situación de su deuda es aún sensible y es complicado encontrar nuevos recursos que financien su expansión”, considera Carlos López Jones, especialista en tendencias económicas y financieras.

Ahora ve
Familiares de tripulantes de submarino argentino están sumidos en dolor y rabia
No te pierdas
×