Un nuevo perfil

-
Luis Hernández Martínez

El mundo de los negocios, dicen algunos especialistas, ya no será el mismo. Los más entusiastas, embriagados por las maravillas de este mundo interconectado, aseguran que la historia de las compañías se escribirá a partir de dos grandes bloques: antes de internet (AI) y después de internet (DI). De hecho, protegidas por la red de redes, cientos de empresas rediseñaron sus estrategias y repensaron su forma de trabajar.

-

Algunas decidieron cancelar su presencia real (cerraron tiendas y abrieron su portal en internet); otras ampliaron sus canales de distribución (además de utilizar ladrillos y cemento, invirtieron en fibra óptica); y, el resto de ellas, nació con el estigma de la época: el apellido punto com. Sin embargo, en ese contexto tan cambiante y complejo a la vez, existe un elemento que, al igual que el Ave Fénix, resurge de las cenizas: el capital humano.

-

Más aún, a decir de Adolfo Medina Haro, managing partner de Heidrick & Struggles, una firma de headhunters que facturó $450 millones de dólares el año pasado, el perfil de los ejecutivos, por lo menos de aquellos con interés de navegar seguros sobre lo que muchos llaman nueva economía, cambió radicalmente.

-

“Ahora tienen que ser individuos con mucha capacidad de aprendizaje y con altísimo sentido de urgencia; personas que trabajen para que las cosas sucedan rapidísimo. Además, deben tener un enorme sentido de la ética y tienen que estar orientados a resultados. En esta nueva economía, la gente que produce resultados es la que avanza.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Y son las únicas características? “No. Hay un estudio de John Gabarro, investigador de la Universidad de Harvard, que determina las causas de éxito o fracaso de lo ejecutivos; por ejemplo, de aquellos que cambian de trabajo. En su análisis, el especialista encontró que 85% de las personas fracasan, no porque fueran incapaces de hacer las cosas, sino porque no tuvieron el talento de adaptarse a la cultura de su nueva compañía. El factor clave adicional, entonces, es saber adaptarse muy rápido a los cambios del entorno”.

Ahora ve
El incierto futuro de Jeff Sessions en el gobierno de Trump está por aclararse
No te pierdas
×