Un pleito de altura

-
Alba Servín

Todo parecía perfecto. El arrendamiento de locales comerciales de los aeropuertos de Cancún, Cozumel y Mérida le permitiría al Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) diversificar sus ingresos, hasta que Latinoamericana Duty Free (Duty) interrumpió los ambiciosos planes.

-

Asur invitó a empresas de Estados Unidos, Suiza, España, Brasil y Panamá a participar en la primera licitación internacional de espacios comerciales, que incluye tiendas libres de impuestos en tres de sus terminales por un periodo de 10 años, a cambio una renta y un porcentaje sobre las ventas totales de cada establecimiento.

-

La correduría Merrill Lynch, que ve con buenos ojos la iniciativa de diversificar las fuentes de ingresos, calcula que para 2004 los ingresos comerciales representarían 30% de las ventas totales de Asur contra 8% actual.

-

Pero la empresa pasó por alto el convenio que Duty (controladora de las tiendas libres de impuestos instaladas en todos los aeropuertos internacionales del país) firmó con el gobierno federal, el administrador anterior, para operar sus tiendas hasta junio de 2003. “Nos quieren lanzar injustamente alegando que pueden romper el contrato por anticipado”, denuncia Julián Díaz, director de Duty.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La disputa trascendió hasta los tribunales mexicanos y, el 8 de febrero, un juez civil de Quintana Roo validó los derechos de arrendamiento de Duty y frenó la licitación de los locales donde actualmente operan los establecimientos libres de impuestos. “Las tiendas que tiene Duty Free no se van a concesionar, son otras que están en construcción; ellos no tienen exclusividad”, aclara Helene Hoffmann, directora comercial de Asur.

-

Ahora ve
Estados Unidos prohibirá a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte
No te pierdas
×