Un poquito de política, por favor

Se asoman los consensos entre Los Pinos y San Lázaro. ¿Será que, ahora sí, la mejor expresión d

Cuando Luis Téllez era secretario de Energía, durante la administración de Zedillo, se encontró con una lápida en el Congreso, que impedía el paso de la reforma energética, desde entonces anunciada como una necesidad urgente del país. Esa piedra inamovible era el coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados: Felipe Calderón Hinojosa. Hoy, Calderón es secretario de Energía y su mayor misión es convencer al Congreso de las bondades (y la urgencia) de llevar a cabo la reforma.

-

El mundo da vueltas, y en la política estos giros son en ocasiones insospechados. A veces, sin embargo, el viento comienza a soplar a favor, con una pizca de labor política. Ejemplo claro: el acuerdo de inicio para celebrar la Convención Nacional Hacendaria –si bien demorará más de lo que debiera en llevarse a cabo–, que otorga una buena señal sobre las posibilidades reales de que comiencen a generarse consensos en el país.

-

¿Una mera llamarada de petate? Puede ser que no. Más vale que sea un síntoma de lo que viene en los siguientes meses, porque ya no hay manera de posponer –sin costos más graves que los que hemos tenido– muchas de las reformas planteadas desde el primer año del gobierno de Vicente Fox. De no ser así, será difícil contener la reacción negativa de los mercados, con las consecuencias lamentables sobre la estabilidad de lo poco que se ha mantenido estable: los indicadores macroeconómicos.

-

¡Es la política, estúpidos! Ese es el llamado (de atención) que hemos puesto en la portada de este número. Haciendo alusión al memorable recordatorio que Bill Clinton miraba cotidianamente en su oficina en la Casa Blanca (¡is the economy, stupid!), nosotros creemos que un poco de quehacer político –el ingrediente menos presente de la actual administración– ayudaría a derribar, uno tras otro, los obstáculos que frenan el crecimiento económico de México.

-

¿Reformas políticas o económicas? ¿Cuáles primero? ¿Cuáles después? ¿Se pueden sincronizar? ¿Cómo hallar el camino más realista? En esta edición, nos concentramos en responder tales interrogantes, con la ayuda de cerebros generosos y esclarecedores: Federico Reyes Heroles, Jesús Silva-Herzog Flores, José Ángel Gurría, Manuel Villalpando, Alfonso Zárate, Jorge Chabat, Agustín Llamas, Sergio Raimond-Kedilhac… Como corolario, un artículo de Jorge G. Castañeda, en exclusiva para los lectores de Expansión. Es una discusión rica, que en los momentos de definición que vive el país, sabemos que es muy provechosa.

-

Lo que queda claro es que el momento es hoy (ojalá el presidente Fox recordara su célebre frase predebate), antes de que los tiempos políticos se impongan. El año entrante estará pleno en contiendas electorales, lo que difícilmente propiciaría que los partidos pongan el semáforo en verde para reformas como la fiscal o la del sistema de pensiones del Estado. Queda poco tiempo. Hacemos votos porque, ahora sí, la política, en su mejor expresión, sea la ganadora. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

–Los editores

Ahora ve
Imágenes de la recuperación de la ciudad siria de Raqqa, grabadas con una GoPro
No te pierdas
×